Ciencia & Tecnología

Cómo evitar la adicción a la tecnología entre niños y adolescentes

En tiempo de clases virtuales, es necesario que los padres creen rutinas y establezcan límites a sus hijos durante el tiempo que dedican a la tecnología

Antes de que llegara la pandemia a República Dominicana, una de las preocupaciones de los padres, era que sus hijos invertían mucho tiempo en la tecnología. Sin embargo, a raíz de la cuarentena, ésta se convirtió en una de las mejores aliadas a la educación. Pero, ¿cómo evitar que los estudiantes le den un mal uso y los sumerja en la adicción del mundo tecnológico?

Según la terapeuta familiar, Esther Soto, para avanzar en los tiempos de incertidumbre, la tecnología ha sido clave, ya que además de brindarnos un tiempo de ocio, nos ha permitido estudiar y trabajar a distancia, manera con la que compensamos nuestros quehaceres.

La psicóloga que tiene consulta en el Centro Vida y Familia, aconseja que para lograr que los estudiantes aprendan, hay establecerles límites y rutinas.

“La están utilizando para su educación que es algo muy bueno. No obstante, hay que tener cuidado, debido a que la línea para caer en la adicción es muy fina. Para ello, debemos establecer horarios y rutinas. Hay que seguir todo como si estuvieran asistiendo a clases presenciales. Los estudiantes deben bañarse, vestirse, desayunarse, tener un espacio de estudio y deben tomar un descanso entre clases”.

De acuerdo a Soto, el descanso es primordial, porque permite a los alumnos desconectarse del mundo virtual. “Por ejemplo, deben salir a dar una vuelta, realizar cualquier pasatiempo que los desprenda de los aparatos electrónicos. Lo recomendable es que duren por lo menos dos horas de reposo antes de volver a conectarse. Además, hay que procurar que ellos no se queden chateando o jugando videojuegos, ya que en muchas ocasiones provoca problemas para dormir o insomnio”.

Adicción

Irritabilidad, obsesión, rabietas, llantos, hostilidad, entre otros, son los signos que presentan niños y adolescentes cuando ya tienen una adicción a la tecnología, señala la especialista.
“Pueden mostrar esos síntomas al quitarles los aparatos… La adicción es un problema de la salud mental. Cuando el infante o el adolescente tiene este problema, da a entender que no puede estar tranquilo sin eso, porque de lo contrario, llora o no puede hacer otra cosa”, destaca la psicóloga.

Desconexión entre padres e hijos

En el caso de que los padres pierdan la conexión con sus hijos y no sepan las horas que están invirtiendo en la tecnología, ya sea porque lo hacen a escondidas, o por el hecho de que están trabajando, sugiere tener más acercamiento con ellos.

“Los padres ahora tienen que lidiar con sus trabajos y con las responsabilidades del colegio de sus hijos, entonces, puede que se les escape algo. Lo recomendable es que hablen con ellos, les expliquen los peligros que pueden tener en la red digital y, en caso de suceder una anomalía, se lo comuniquen. Si hay niños pequeños, hay que monitorearles los aparatos electrónicos constantemente para tener control”.

A raíz del estrés y el agobio que ocasionan las clases virtuales, Soto invita durante el descanso a pasar tiempo de calidad con los hijos, para que liberen la tensión.

Fuente: El Caribe

Comentarios para este artículo

Otros Artículos

Botón volver arriba