Actualidad

Cómo sobrevivir al terremoto digital

Los atributos esenciales del periodismo profesional, bien observados, son la mejor garantía que tiene la prensa para sobrevivir al terremoto digital.

De nada le valdría echar la carrera de largo aliento que significa competir con las revolucionarias tecnologías que apalancan los medios digitales, si no logra rebasar y cambiar los formatos y modelos de negocios del pasado, controlando los riesgos de esa transformación.

Me explico.

Si la prensa tradicional, escrita o audiovisual, apuesta por reforzar el verdadero periodismo como una obra de servicio público, lo primero que debe cuidar son sus credenciales de credibilidad y la profundidad en sus investigaciones y buenos análisis a partir de la abundante data a su disposición.

Aquí están las claves de su subsistencia: defender un ejercicio sistemático en la verificación, por distintas fuentes, de sus noticias, y nunca abandonar el contacto cara a cara con los ciudadanos, protagonistas o no de los hechos noticiosos.

Jamás perder este elemento de valor que distingue a las cabeceras tradicionales más creíbles y confiables, fortalecer sus atributos esenciales, entre ellos el de servir a las sociedades como soportes del sistema democrático y coraje para controlar los poderes públicos cuando se salen de madre.

“El contrato del periodista profesional es, antes que nada, con la sociedad antes que con la empresa y nuestra obligación es pelearlo cada día”, nos dice Gumersindo Lafuente, exdirector de Elmundo.es y ex jefe de estrategia digital de El país, de España.

En estos momentos, el periodismo profesional se percibe como un bien escaso porque cada vez mucha gente se aficiona y subordina a los canales digitales y redes que difunden, sin filtros y verificaciones, todo tipo de noticias, exponiéndose a los efectos de la desinformación.

Un error de la prensa tradicional y profesional es ignorar, desestimar o minimizar la importancia que tienen las nuevas tecnologías en el ecosistema de las comunicaciones.

Hay que reconocer que vivimos en un tiempo en que los dispositivos móviles dominan este espectro y que la ventaja de los medios tradicionales radica en un adecuado aprovechamiento de esas herramientas, incluida la Inteligencia Artificial, para apuntalar los rigores y atributos del periodismo profesional, hoy muy ausentes en las redes.

Nuestros periódicos digitales deben ser el reflejo de un modelo híbrido en el que coexista la aplicación de esos atributos con el desarrollo de los talentos y recursos que usamos en estas nuevas plataformas.

Es decir, dar la pelea por la verdad, la certidumbre, la objetividad y honestidad profesional, sin renunciar a la estrategia de profundizar esta intermediación con el público por la vía digital, que es donde está nuestro futuro.

Fuente Listin Diario.

Deja tu comentario

Otros Artículos

Botón volver arriba