Justicia

Comunicadores con máscaras

Desde hace muchos años se han venido sonando casos en la radio y televisión dominicana de figuras conocidas que han  cometido  terribles abusos y hasta este momento no se ha visto una solución definitiva de parte de la justicia que ayude a prevenir estas barbaries.

Tales fueron los sucesos de estos famosos:

El caso del locutor Luis zapata Sánchez en 2006, el también locutor Rosario Polanco Gonzáles hace 10 años,  el comunicador Pablo Ross expuesto  hace  unos seis  meses y el reciente y más sonado Francisco Núñez Morel popularmente conocido como el payaso kanqui condenado a 3 meses de prisión preventiva.

Estos  casos de abuso, pederastia e incesto no son cosas del momento, son un mal que la sociedad dominicana viene arrastrando con el tiempo con cifras que cada día son  más alarmantes y que hasta cierto punto la sociedad desconoce, ¿qué esperan para implementar una ley que castigue severamente a los involucrados en estos casos?

El país ya se encuentra cansado de ver como sus niñas y niños son manoseados, maltratados, ultrajados y violados por la persona que aparentemente tendrían la responsabilidad de cuidarlos, ayudarlos, protegerlos, divertirlos y hasta cierto punto encaminarlos por una buena dirección.

¿Qué pasa con esas personas que sufren todo esto en el silencio por miedo a represalias?

 

Por: Mercedes Pujols

Comentarios para este artículo

Mostrar más

Otros Artículos