Economía

Conacerd: Luis Abinader tiene el gran reto de formalizar 600 mil mipymes

El Consejo Nacional de Comerciantes y Empresarios de la República Dominicana (Conacerd) indica que el principal reto que tienen las mipymes es la informalidad, por lo que sugiere al presidente electo Luis Abinader, elaborar un programa en su cuatro años de gobierno para formalizar 600 mil mipymes.

A juicio del vicepresidente ejecutivo y secretario general de Conacerd, Antonio Cruz Rojas, la formalización de esas mipymes será el punto de soporte para que se firme el Pacto Fiscal y el Pacto Eléctrico, los cuales forman parte de los ejes de la ley 01-12 de Estrategia Nacional de Desarrollo 2015-2020.

Antonio Cruz Rojas, al tiempo de felicitar al Presidente electo de la República, Luis Abinader, por su triunfo electoral el pasado 5 de Julio, señala, además, que en la República Dominicana existen 1,4 millones de mipymes que representan el 98 % del total de las empresa.

Agrega que estas generan 2.2 millones de empleos en la economía, lo que equivale al 54.4 % de la población ocupada en el mercado de trabajo. Además, aportan al PIB 38.6 % lo que demuestra la gran fortaleza económica que exhiben las micro pequeñas y medianas empresas (mipymes).

El dirigente empresarial dijo a este medio que el 90 % de esas mipymes son informales, el 50 % de los empleos que generan también son informales, cuyos empleados no disfrutan de los derechos laborales que le otorga el Código Laboral.

“Esto demuestra que no habido interés de los gobernantes anteriores y los de turnos, de desarrollar programas educativos destinados a la formalización de la mipymes, dejando de lado el sector de mayor producción de ingresos para el fisco y la generación de empleos”, expresa Cruz Rojas.

El vicepresidente ejecutivo y secretario general de Conacerd hizo un llamado a las nuevas autoridades, especialmente al presidente electo Luis Abinader, para que dediquen tiempo y recursos a la formalización de las mipymes, las cuales no podrán aprovechar ni responder a ningunas de las facilidades monetarias y gubernamentales que pueda implementar el gobierno, si estas no están formalizadas.

“En las condiciones actuales no más 10 % de las mipymes podrán ser beneficiadas, lo es un estancamiento para el desarrollo económico del país, pues sus aportes para fisco son mínimos”, expresó.

Cruz Rojas dijo que las mipymes por su distribución en la actividad económica, es decir, comercio 46.7 %, servicios 38.4 % e industrias 14.9 %, son un referente de hacia dónde deben los gobernantes destinar recursos para formalizar las mipymes, lo que se reflejará en la economía nacional, según su ubicación geográfica del país, es decir, el 83.3 % de estás están en la zona urbana y el 16.7 % en la zona rural, destacándose que las mujeres lideran en el sector de las micro empresas con un 51.3 %.

El alto dirigente de Conacerd, dijo sentirse preocupado por la falta de visión de los gobernantes, si se parte del punto de vista de los diferentes estudios realizados por organismos como: SELAC, Fondomicros y la Organización de la Naciones Unidas (ONU), entre otros, los cuales coinciden que el 90 % de las mipymes son informales, lo que significa que solo un 10 % de ellas cargan con el peso de los impuestos y la carga laboral.

“Una muestra de nuestra debilidad en este momento de COVID-19”, apunta Antonio Cruz Rojas.

Entiende que ha sido una constante de los gobernantes de turnos, el descuido a los grandes problemas y restricciones que tienen las mipymes para obtener créditos formales como son: elevada informalidad del sector, limitado acceso a créditos en el sistema financiero nacional.

Además, Cruz Rojas entiende que por falta de garantía reales, las mipymes asumen alto costos financieros, enfrentan un sistema tributario poco flexible, escasa capacidad gerencial y del personal, nivel tecnológico deficiente, limitada inserción en el mercado local y los mercados internacionales, lo que genera una posición poco dominante en el mercado de consumo.

Cruz Rojas aconseja a las asociaciones, a las federaciones de comerciantes y a las confederaciones de pequeñas y medianas empresas, que elaboren programas educativos dirigido a la formalización de los socios mipymes que dirigen, para que estos puedan aprovechar las facilidades de ser formales.

“De lo contrario “seguiremos votando tiro en garza, pues si no tenemos socios mipymes formales nunca las mipymes podrán ser eficientes, es decir, no podrán accesar a créditos formales ni a otras facilidades”, advierte.

DL

Comentarios para este artículo

Otros Artículos