Columnas

Conciliación consumidores

Por: Namphi Rodríguez

Mediante la conciliación los consumidores, usuarios y proveedores cuentan con un procedimiento para la solución extrajudicial de sus controversias, antes de acogerse al procedimiento administrativo por ante la Dirección Ejecutiva de Proconsumidor o antes de acudir a los tribunales ordinarios.

La conciliación y el arbitraje son los dos medios de resolución alternativos de conflictos que la LGPDCU pone a disposición de los consumidores, usuarios y proveedores para dirimir sus controversias.

En la conciliación las partes, en ejercicio de su autonomía de la voluntad, acuden ante Proconsumidor no para que decida el conflicto, sino para que conduzca y proponga fórmulas de solución y avenencia. En ese sentido, la conciliación de diferencia del arbitraje en el hecho de que en este último los árbitros son quienes resuelven el conflicto como auténticos jueces extrajudiciales.

El procedimiento de conciliación ha sido reglado por las previsiones de los artículos 124 al 130 de la Ley de Protección al Consumidor, las cuales han sido desarrolladas por el Reglamento sobre el Sistema de Conciliación y Arbitraje de Consumo, dictado por el Consejo Directivo de Proconsumidor.

El artículo 127 de la Ley prescribe que los principios básicos de la conciliación son: a) universalidad: comprende, sin distinción alguna, todos los consumidores y usuarios que habitan en República Dominicana; b) gratuidad: en cuya virtud la conciliación está desprovista de cargas económicas; c) incompatibilidad: la función de ente conciliador es incompatible con la función judicial, y e) celeridad: la conciliación debe ser rápida y oportuna en su relación y resolución.

El procedimiento de conciliación es obligatorio en nuestra Ley previo al agotamiento del procedimiento administrativo a cargo de Prcoconsumidor.

La coordinación del procedimiento está en cabeza del Organo de Conciliación, que es un departamento de Proconsumidor, y el mismo se puede iniciar mediante instancia de cualquier persona, física o moral, dirigida a la Dirección Ejecutiva en la que consten las generales de las partes reclamante y la reclamada.

El apoderamiento no tiene formalidades y puede ser formalizado por cualquier medio habilitado por la Dirección Ejecutiva, incluyendo correo electrónico, por la vía telefónica, carta o de forma presencial por ante la ventanilla establecida a esos fines.

Los agentes de conciliación son designados por el Consejo Directivo de Proconsumidor. Estos funcionarios se encuentran revestidos de un poder de dirección similar al de un juez, pero debe tener muy claro que no deciden la cuestión y que, más allá de alcanzar el acuerdo, su objetivo debe ser lograr una composición de intereses equilibrada.

Comentarios para este artículo

Otros Artículos

Botón volver arriba