Internacionales

Condenan banquero español a 18 meses de cárcel por contrabando de un Picasso

España.- El exvicepresidente del Banco Santander y expresidente de Bankinter, Jaime Botín, fue condenado por un juzgado de Madrid a dieciocho meses de prisión y una multa de 52,4 millones de euros por contrabando de bienes culturales, al intentar sacar de España sin permiso un cuadro de Picasso.

En la sentencia, conocida este jueves, se establece que el cuadro del artista español ‘Cabeza de mujer joven’, incautado en 2015 en el barco del condenado en la isla francesa de Córcega, sea del Estado español y se le impone una multa de 52,4 millones de euros, el doble de la tasación de la obra, con responsabilidad subsidiaria, en caso de impago, de dos meses de privación de libertad.

Jaime Botín, hermano del fallecido banquero Emilio Botín y tío de la actual presidenta del Banco Santander, Ana Botín, posee uno de los mayores patrimonios de España, según Forbes.

La jueza declara probado que Jaime Botín adquirió en 1977 la obra original de Pablo Picasso, pintada en 1906, que tenía en su domicilio de Madrid y que años después se puso en contacto con la empresa Christie’s para vender el cuadro en una subasta en Londres.

Cuando la empresa de subastas pidió la autorización al Ministerio de Cultura español, al tratarse de un bien de interés histórico-artístico, éste denegó su salida de España y propuso ‘la declaración de inexportabilidad’ por no existir obra semejante del artista en territorio español.

‘Pese a ser plenamente consciente de la prohibición administrativa, el acusado trasladó el cuadro a la goleta Adix de su propiedad (…), con la finalidad de sacarlo de España, dando instrucciones a su capitán para que lo ocultara a las autoridades’, narra la jueza.

El barco de Botín atracó en el puerto corso de Calvi en julio de 2015 con el cuadro, mientras Botín contrató con una empresa de transporte aéreo el traslado del cuadro a Ginebra, según la sentencia.

Los servicios aduaneros franceses, al conocer la intención del banquero español, inspeccionaron el barco, localizaron el cuadro y al no tener autorización para su salida de España, intervinieron la obra, que fue trasladada al Museo Nacional Reina Sofía en Madrid.

Comentarios para este artículo

Otros Artículos