Cine

Coproducciones cinematográficas abren puertas al cine dominicano

La industria cinematográfica y del entretenimiento a nivel global alcanzará US$ 170,000 millones en 2030. Solo Argentina, Brasil y México se presentan como los grandes jugadores de la región, donde US$ 3,000 millones de ingresos fueron por el cine. En Colombia, unos US$ 2,300 millones, según datos del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Ante este panorama, las producciones filmadas bajo el método de coproducciones se convierten en una vía para exportar el talento dominicano y acaparar un mayor público.

Esto lo entendió la dupla cinematográfica Danilo Reynoso y Evelyna Rodríguez, quienes cuentan con Guayabo (2021), Seropositivo (2023) y Cuando te toca (2024), coproducidos con Colombia, Argentina y México, respectivamente.

“Las coproducciones no siempre serán una opción, pero es una posibilidad para llegar a otros mercados, abrir una puerta y ventana para experimentar el mercado regional”, dijo Reynoso.

De acuerdo con los productores, el principal desafío es que ambas naciones encuentren sus fondos, a la vez que los directores se pongan de acuerdo en la visión de la película, los futuros resultados y el método de distribución. De hecho, la tierra ubicada en el Caribe cuenta desde el 2010 con la Ley 108-10 que fomenta el desarrollo e inversión a través de incentivos fiscales a la industria cinematográfica.

Además, permite el estreno del largometraje en dos mercados completamente diferentes. Los productores aseguraron que la fusión del cine dominicano con el regional significa la exportación y distribución de un largometraje dominicano.

“Es la manera de fusionar nuestro cine y exportarlo de una manera más fácil que hacer un producto completamente original y tratar de exhibirlo o distribuirlo de manera internacional”, sostuvo.

Los datos de Gower Street Analytics indican que la taquilla global llegó a US$ 33,900 millones, pero para este 2024 las proyecciones decrecerán un 7.07 %, por US$ 31,500 millones, debido a las huelgas en Hollywood.

Del monto total, el mercado norteamericano totalizó US$ 9,070 millones, o el 26.8 % de la taquilla global. El gigante asiático, China, reportó ingresos de US$ 7,730 millones, mientras que América Latina unos US$ 2,660 millones.

Innovaciones

Uno de los mayores desafíos de los productores es visibilizar las historias “diferentes” en la pantalla grande. Además de ser un reto para lograr la inversión para hacer cine inclusivo. Así lo afirmaron los creadores de POP Entertainment.

“Hay muchos espectadores que buscan historias con sentido, que sean incluyentes referente a temas notorios a la realidad social y nosotros buscamos también retratar al ser humano en sí mismo y su identidad”, explicó a Acento, Rodríguez.

Los cineastas explicaron que Cuando te toca será un filme que abordará “lo que les sucede” a muchas personas luego de cumplir los 30 años, que creen que se les hace difícil encontrar pareja. A través de citas a ciegas o el empuje de algunos amigos logran encontrar el amor o afinidad por otra persona. La producción será estrenada el 29 de febrero de este año.

Reynoso y Rodríguez confirmaron que la película se filmó bajo el artículo 34 de la Ley de Cine, posible a la introducción de políticas regulatorias que brindan incentivos a los directores y permiten al país captar empresas extranjeras que fortalecen el llamado séptimo arte.

La Dirección General de Cine (DGCine) señaló que se validaron 19 proyectos cinematográficos por RD$  275 millones hasta el siete de febrero del 2024. La grabación de audiovisuales generó 243 empleos y contrató servicios de alimentos y bebidas por RD$ 11.1 millones, y transporte por RD$ 5.9 millones.

En tanto, las arcas estatales recibieron RD$ 34.7 millones por el Itbis pagado y RD$ 8.7 millones por el impuesto sobre la renta (ISR) retenido.

Ante esta dinamización, el BID indicó que la industria audiovisual “se vale de muchas otros sectores”, por lo que apoyarlo podría impulsar el crecimiento de la economía nacional.

Fuente: Acento

Deja tu comentario

Otros Artículos

Botón volver arriba