Justicia

Corre tiempo: Caso canódromo

Se tenía entendido que por la repercusión del incidente en el canódromo y el interés puesto por el presidente Luis Abinader en que se aclare, a estas alturas se tendría un informe pormenorizado de la investigación.

La agresión a palos y trompadas contra el defensor del Pueblo, Pablo Ulloa, y los periodistas que lo acompañaban ocurrió el 11 de abril.

Ulloa había ido al centro a investigar denuncias de irregularidades en la retención y despacho de vehículos y motores, pero él y sus acompañantes fueron recibidos con golpes e insultos por agentes de la Digesett.

La encargada del lugar, coronel Ysabelita de los Santos Pérez, utilizó un palo de golf para agredir a los visitantes, como si se tratara de unos intrusos.

Te puede interesar leer: Corrupción y violencia: En canódromo

A un fotógrafo de Listín Diario le retuvieron una cámara, que luego le devolvieron pero con la data borrada. Ha extrañado que una investigación que parecía tan simple se haya prolongado más de la cuenta.

Hay imágenes y grabaciones del incidente en que fueron agredidos el defensor del Pueblo y periodistas. Los agredidos se han querellado contra los agentes de la Digesett, pero la investigación para aclarar los sucesos y lo relativo a la operación del canódromo parece que se ha estancado.
Si por casualidad lo que se persigue es dejar que el caso se diluya se trata de una mala apuesta, porque se insistirá en que se aclare sin una pizca de duda. Y más después de los casos que la Policía trató de encubrir.

Fuente : El Nacional.

Comentarios para este artículo

Otros Artículos

Botón volver arriba
¿Quieres recibir avisos de nuevas noticias?    OK No Gracias