Consulta Popular

¿Crees usted que habrá segunda vuelta en las elecciones presidenciales del 5 de julio?

En 26 años de instaurada la segunda vuelta electoral, en 1994, solo dos elecciones presidenciales dominicanas no se han decidido en la primera vuelta, aunque de esas, solo una vez los electores acudieron a las urnas, por segunda ocasión en un mismo proceso, para elegir al Presidente de la República.

En 1996 se registra la única segunda vuelva electoral que se ha efectuado en la República Dominicana, de la que salió electo presidente Leonel Fernández, produciéndose ahí el ascenso al Palacio Nacional por primera vez del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), organización que con apenas una sola interrupción en el camino (2000-2004) vendría a dirigir las riendas del país hasta el día de hoy.

El escenario de segunda vuelta electoral, a la que no están acostumbrados los dominicanos, volvió a producirse en los comicios del año 2000, aunque esta vez no llegó a concretarse porque el hoy extinto líder reformista, Joaquín Balaguer, en esa ocasión negó dar su apoyo al PLD que quedaba en un segundo lugar frente a un PRD entonces todavía fuerte, que resultó encabezando los resultados pero sin obtener el 50% más uno que estable la Constitución para proclamar un ganador en primera vuelta.

La negativa de Balaguer, quien venía de apoyar a los morados en la contienda electoral del 1996, evitó que el país fuera a la segunda consulta comicial por lo que Hipólito Mejía fue proclamado Presidente de la República sin alcanzar más del 50% de los votos, para encabezar el tercer período de gobierno del PRD, además del efímero mandado que encabezó el profesor Juan Bosch por ese partido.

El rechazo del líder reformista, quien moriría dos años después (julio 2002), terminó con las posibilidades del entonces candidato del PLD, Danilo Medina, anunciando la salida del poder de los peledeistas, quienes ascendieron por primera vez las escalinatas del Palacio Presidencial por el endoso dado por Balaguer a través del denominado “Frente Patriótico”, apareciendo en un mismo escenario junto a su entonces antagónico Juan Bosch.

Ya en los sucesivos procesos electorales (2004, 2008, 2012 y 2016) las elecciones para elegir al jefe de Estado dominicano han sido decididas en primera vuelta, y pese a que los análisis y proyecciones son contradictorios, en la actualidad esa posibilidad cobra vida de cara la cita electoral del próximo 5 de julio.

Cuál es la proyección

Varias encuestas proyectan a Luis Abinader para ganar y ser proclamado Presidente en primera vuelta, aunque otros sondeos, en menor proporción, también plantean el escenario de Gonzalo Castillo para vencer en ese primer choque.

El litoral político de Leonel Fernández asegura, como establecen un gran número de encuestas, que habrá una segunda vuelta, donde el ex presidente de la República se perfila como el candidato que decidiría el resultado en esa segunda ronda electoral.

Sin embargo, las firmas encuestadoras han caído en su peor nivel de credibilidad en el país, dado que los números que presentan son muy disímiles y contradictorios una respecto de la otra.

“El papel de las encuestas dificulta conseguir una firme tendencia sobre los números de los candidatos, pues las mismas se están dedicando más a la tarea de posicionamiento que a ofrecer resultados reales de una investigación seria sobre la actitud de la población respecto a las elecciones”, ha dicho Persio Maldonado Sánchez, presidente de la Sociedad Dominicana de Diarios (SDD), y director general de El Nuevo Diario.

Polarización y la historia reciente

En otro aspecto, Maldonado Sánchez afirma que en el país, a partir de la década del 70, el voto ha estado polarizado en dos fuerzas, “siempre a costa de que una tercera se haga más pequeña por divisiones o crisis internas”, y como ejemplo citó las elecciones de 1978, 1986, 1990, 1994, 1996, 2000, 2004, 2008, 2012 y 2016.

“Ahora tendríamos que ver si las actuales circunstancias políticas modifican ese ritmo en la historia nacional. De entrada, creo que el voto estará polarizado entre el PRM y el PLD. Sin embargo, pienso que en este momento de incertidumbre puede reafirmar esa tendencia”, sostuvo el ejecutivo periodístico.

Persio no descarta la posibilidad de que la combinación de una baja votación y una polarización del voto pueden estar resolviendo las elecciones en una primera vuelta.

“Pero siendo la segunda vuelta una opción constitucional si no elegimos a un presidente en la primera, ahí se abre un campo amplio para la especulación”, concluye.

Cómo surge la segunda vuelta

El “Pacto por la Democracia”, en agosto de 1994, forzado por una crisis post electoral tras denuncias de fraude de las elecciones de ese año, polarizadas por Joaquín Balaguer y José Francisco Peña Gómez, abrió las puertas a una segunda vuelta electoral en la República Dominicana, en una reforma a la Carta Magna que le cortó a dos años el período de cuatro por el que había sido electo, bajo serios cuestionamientos, el extinto líder reformista.

Por: Por Luis Brito/ Nuevo Diario 

Comentarios para este artículo

Otros Artículos

Botón volver arriba