Judiciales

Crimen recurrente

Esta semana se ha repetido una situación preocupante y que obliga, por lo recurrente, a que las autoridades revisen las políticas que aplican para perseguir a las redes mafiosas que se mueven en el criminal negocio de la migración ilegal.

Se trata de diez dominicanos detenidos en Veracruz, México, cuando viajaban hacinados dentro de un compartimiento oculto de un tractocamión, junto a otros 35 migrantes.

Sorprende porque se recordará que en junio pasado, en iguales circunstancias, cuatro dominicanos fueron hallados en un tráiler en México, y en diciembre de 2021 se accidentó en Chiapas, México, otro tráiler que transportaba a 160 migrantes, 16 de los cuales eran dominicanos, de los que 12 fallecieron.

Debiera llamar la atención de las autoridades que los diez dominicanos de esta semana provenían de la provincia Peravia, lo mismo que los de junio así como la mayoría de los fallecidos en diciembre.

Está documentado por la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) que los dominicanos son el tercer grupo, en cuanto a cantidad, que aporta al creciente número de nacionales de países del Caribe que emigraron a América del Sur, en nuevas rutas migratorias para llegar a Estados Unidos a través de México.

No podemos estar impasibles ante estas cada vez más frecuentes y peligrosas travesías, mientras todo apunta a que las redes de traficantes permanecen intactas.

Tampoco podemos conformarnos con lo que sucede casi siempre en estos casos: que las autoridades, las embajadas, la policía, todos se enteran después, cuando las desgracias ya han ocurrido, pero nunca se sabe quiénes son los organizadores y nadie se hace responsable por las muertes.

Es un drama que no puede tratarse de manera superficial porque de lo contrario lo veremos suceder una y otra vez, debido a que no se trata de rechazar al migrante ni de compadecerse de él, que le dan el mote de “ilegal”, cuando en realidad se trata del pobre que se arriesga en busca una mejor vida, que huye de las privaciones que padece como parte un “ejército” de más de 750 millones de seres humanos que en el mundo apenas sobreviven.

Fuente :EL Caribe

Comentarios para este artículo

Otros Artículos

Botón volver arriba
¿Quieres recibir avisos de nuevas noticias?    OK No Gracias