Curiosidades

Cruces recuerdan el infortunio de aquellos que mueren en las vías

Muchos de estos símbolos religiosos sobrepasan los 10 años; algunos son de fallecimientos recientes

Son incontables las cruces cristianas colocadas a lo largo de la autopista Duarte que evocan a los conductores el infortunio de aquellos ciudadanos que dieron su último aliento a orillas de esa vía.

“Arquitecto Pedro Aracena Romero: nació el 15 de agosto de 1994 y murió el 7 de abril de 2019”, dice el texto inscrito en una de las cruces puestas en esa calzada.

Sin importar el tramo de circulación, se puede visualizar estos símbolos religiosos que llaman de una manera directa a la prudencia y la conciencia, al conducir un vehículo.

Una gran mayoría de estas cruces todavía conservan el nombre de la víctima y la fecha en que pereció, otras simplemente omiten los datos personales, y a la vez hacen casi imposible no poner la mirada en ella y preguntarse ¿Quién habrá muerto ahí?

En un recorrido que hizo elCaribe en esta autopista se contabilizaron más de 30 de estas figuras que están formadas por dos líneas rectas que se cortan de una forma perpendicular.

Al momento de que un equipo de elCaribe se detuvo para tomar información sobre estas cruces varios ciudadanos se acercaron y coincidieron en decir que “ya van muchos los muertos en esta autopista, pero que no tienen cruces”.

Tal fue el caso de Idelso Trinidad, quien vive en la provincia La Vega (al norte del país).

Trinidad contó que perdió la cuenta de las veces que ha atestiguado un accidente de tránsito que culminó en tragedia en esa pista, principalmente en el cruce de El Higüero.

“Da pena pero sí, son muchos los que han muerto en esta pista y que nunca le pusieron nada y mucho menos una cruz”, argumentó Idelso Trinidad.

Datan de hasta hace más de 10 años

Al continuar el recorrido por la autopista Duarte se visualizaron otros de estos símbolos cristianos, pero que datan de hace más 10 años.

En el cruce del pueblo de El Pino, en La Vega, se constató con una cruz cuyos datos pertenecen a los ciudadanos José Antonio Hernández Beltrán y Luis Alberto Suarez Fernández y que datan del 11 de diciembre del año 2008, o sea, de hace casi 14 años.

A esta lista se suman, Carina Gómez Checo y Nelson Ruíz García, quienes murieron en el año 2014, en el cruce de La Penda, a los 46 y 56 años respectivamente.

Los que violan la ley y arriesgan sus vidas

Pese a la alta ocurrencia de accidentes viales en esta autopista algunos ciudadanos aún arriesgan sus vidas al andar por cruces ilegales.

Sin excepción, tanto conductores a bordo de automóviles y motocicletas incurren en esta peligrosa práctica incluso aquellos de vehículos de amplias dimensiones.

En la edición del pasado lunes de elCaribe se publicó que el Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC) registró 163 cruces irregulares desde la capital a la provincia de Santiago construidos por particulares que buscan acceso rápido y cercano a negocios.

Ese órgano oficial comunicó que le ponen freno a esa situación desde el programa Code-Vial, que es la Comisión de los Derechos de Vía, para preservar los espacios en carretera.

También, ante este escenario se añade que los motoristas circulan con pasajeros y acompañantes sin utilizar casco protector como lo manda la ley 63-17, de Movilidad, Transporte Terrestre, Tránsito y Seguridad Vial, en su artículo 157.

Además, de que osan de violentar esta legislación, al transitar en sentido contrario a la circulación, tal cual lo prohíbe en su artículo 251.

Todas estas irregularidades suceden diariamente sin que se sancionen a los implicados, pese a que en algunos de esos cruces ilegales son vigilados por agentes de la Digesett.

Antropólogo explica uso de la cruz en carreteras

El antropólogo dominicano, Ángel Paredes, explicó a elCaribe que el uso de las cruces entre los cristianos cuando muere un ciudadano se remonta a previo a la construcción de las vías. Paredes refirió que esto se debe a la creencia religiosa católica de la población y que no se limita únicamente a su instalación en las vías, sino que también se puede encontrar en algunas viviendas remotas. Añadió que existen casos que los allegados de la víctima tienen suficientes recursos económicos y optan por erigir un altar para recordar a su pariente. “En algunos casos cuando la familia tiene un poco más de poder adquisitivo le hacen hasta algunos altares, como una especie de casitas, y lo formalizan más, pero es por la creencia religiosa”, apuntó. Algunos de esas pequeñas edificaciones cuentan con las imágenes de vírgenes y ángeles relacionados a la fe católica.

Fuente : El Caribe

Comentarios para este artículo

Otros Artículos

Botón volver arriba
¿Quieres recibir avisos de nuevas noticias?    OK No Gracias