Salud

¿Cuáles medidas ha tomado el país para combatir y mitigar la expansión del coronavirus?

Tras cinco meses de distanciamiento social y toque de queda, RD asumirá nuevas medidas contra el COVID-19

Las nuevas autoridades informaron que este miércoles darán a conocer al país las nuevas medidas que se adoptarán para combatir el COVID-19 en el país, mientras que el toque de queda y las otras restricciones aplicadas por la pasada administración se mantendrían.

¿Hasta la fecha cuáles han sido las medidas que ha tomado el país para combatir y mitigar la expansión del coronavirus?

Desde el 15 de marzo, a 14 días de registrarse el primer caso de COVID-19 importado, las autoridades han tomado medidas que incluyen el cierre al exterior, el distanciamiento social y seguridad ciudadana, fortalecimiento del sistema de salud, la higienización, medidas económicas para mitigar impacto en los sectores productivos, la protección social y un plan para la continuidad educativa.

Algunas de las medidas que se pueden destacar se tomaron el 17 de marzo, cuando las autoridades dispusieron la suspensión de la docencia en todos los centros escolares y universitarios, que los empleados públicos con más de 60 años de edad y alguna condición especial de salud permanecieran en sus hogares y se implementó la asistencia alternada al 50% por semana para los empleados públicos.

Ese mismo día, se suspendió la realización de eventos y concentraciones de toda índole y la actividad comercial no esencial.

El 19 de marzo, se implementó el cierre de las fronteras del país por tierra, mar y aire. Para esa fecha el país registraba 34 contagiados y dos fallecidos.

El 21 de marzo, se prohibió de la circulación de autobuses y minibuses interurbanos, la OMSA, el metro y el teleférico. El Ministerio de Salud había informado que los casos confirmados habían ascendido a 112 y los fallecidos a 3 personas.

Medidas especiales

El 24 de marzo, se tomaron medidas especiales en San Francisco de Macorís, provincia Duarte, para controlar y mitigar los efectos del contagio comunitario, mientras que el día 27 se estableció un toque de queda, inicialmente entre 8:00 p.m. y 6:00 a.m., luego se extendió de 5:00 p.m hasta 6:00 a.m.

Para esa fecha los casos confirmados de COVID-19 se habían situado en 312 y los fallecidos en seis; para el día 27 los contagiados ascendían a 581 y los decesos a 20.

El 27 de marzo, con 581 casos confirmados y 20 fallecidos, se pone en marcha un plan de desinfección para espacios públicos, tales como hospitales, paradas de transporte, incluidos el metro, el teleférico, supermercados y puentes peatonales, empezando por San Francisco de Macorís, Distrito Nacional y Santo Domingo.

El 16 de abril se hace obligatorio el uso de mascarillas en espacios públicos y lugares de trabajo. Para esta fecha el país había alcanzado los 3,755 contagios, solo 215 personas se habían recuperado y 195 habían fallecido.

El 24 de abril, se solicita al Congreso una prórroga de 25 días para el estado de emergencia, solo son aprobados 17 días, contados del 1 al 17 de mayo.

El 27 de abril, en el municipio de Puerto Plata se limita el movimiento, traslado, tránsito y circulación de personas por un periodo de siete días, luego de la gran congregación de personas que hubo por la visita del peregrino.

En ese momento el país contaba con 6,293 casos confirmado de COVID-19 y 282 fallecidos, unas 993 personas se habían recuperado.

Ese mismo día se dispuso el alejamiento físico de dos metros entre personas en la vía pública y áreas sociales, se inicia una búsqueda mediante pruebas rápidas de casos sospechosos y de positivos sintomáticos para aislamiento domiciliario y en centros de aislamiento según criterio epidemiológico.

El 5 de mayo, con 8,480 casos confirmados, se extendió por una semana la cuarentena impuesta en la ciudad de Puerto Plata. En ese momento, esa demarcación tenía 256 personas contagiadas.

El 12 de mayo, con 10,900 casos confirmados, se dispone una intervención sanitaria a cargo del Ministerio de Salud de tres días, desde el jueves 14 hasta el sábado 16 de mayo, que incluye el Distrito Nacional, las provincias de Santo Domingo, San Cristóbal, Monte Plata y La Romana.

Mientras que el 15 de mayo, el gobierno solicita al Congreso una tercera prórroga de 25 días para el estado de emergencia, solo son aprobados 15 días, contados del 18 de mayo al 1 de junio.

Desescalada

Para el 17 de mayo, con 12,314 casos de COVID-19 confirmados, unos 428 fallecidos y 5,847 personas recuperadas se inicia la desescalada de la economía.

El horario del toque de queda cambia a partir del lunes 18 de mayo, este será de lunes a sábado de 7:00 p.m. a 5:00 a.m., y los domingos de 5:00 p.m. a 5:00 a.m. Como parte de esas medidas se anunció la obligatoriedad de horarios diferenciados.

El 1 de junio, el ex presidente Danilo Medina prorroga el estado de emergencia por 12 días contados a partir del martes 2 de junio, al mismo tiempo extiende el toque de queda en todo el territorio nacional hasta el 13 de junio, con el horario anterior.

Para el primero de junio en el país se habían contagiado 17,572 personas, 502 habían fallecido, 10,893 se habían recuperado por lo que los casos activos se situaban en 6,177.

El 12 de junio, con 8, 686 casos activos el expresidente Danilo Medina prorroga el estado de emergencia por 17 días contados a partir del domingo 14 de junio, al mismo tiempo extiende el toque de queda en todo el territorio nacional hasta el lunes 27 de junio en nuevo horario de 8 :00 p.m. a 5:00 a.m.

El 16 de junio, se pospone la tercera fase de la desescalada laboral debido a que todavía no se cumplen las condiciones sanitarias para ésta, a la vez se anuncia que a partir del miércoles 17 de junio se realizarán 8 operativos puntuales de salud en el gran Santo Domingo.

Ese mismo día, se coordinó con los distintos ayuntamientos del gran Santo Domingo y la CAASD una jornada de desinfección y control de vectores, a fin de evitar coinfecciones de la enfermedad con otras complicaciones como el dengue.

El 22 de junio, se anuncia la emisión de la Resolución del Ministerio de Salud Pública 000016, que dispone el uso obligatorio de mascarillas en lugares públicos y espacios privados de uso colectivo como medida para controlar la propagación del COVID-19 en el país.

Esta dispone sanciones con multas que van de uno a diez salarios mínimos a las personas que no lleven puestas las mascarillas.

Estado de emergencia

El 20 de julio, con el decreto 265-20 el Poder Ejecutivo declara el territorio nacional en estado de emergencia por un período de 45 días, a partir del lunes 20 de julio hasta el 3 de septiembre.

Con este decreto se establece toque de queda de lunes a viernes de 7:00 de la noche a 5:00 de la mañana, y los sábados y domingos de 5:00 de la tarde a 5:00 de la mañana en Santo Domingo, el Distrito Nacional, Santiago, San Cristóbal, La Vega, Puerto Plata, Duarte, San Pedro de Macorís, La Romana, San Juan de la Maguana, La Altagracia, Azua, Monseñor Nouel, Sánchez Ramírez y María Trinidad Sánchez.

También se establece el toque de queda todos los días de la semana de 8:00 de la noche a 5:00 de la mañana en las demarcaciones de Espaillat, Peravia, Barahona, Monte Plata, Valverde, Hermanas Mirabal, Monte Cristi, Samaná, Bahoruco, Hato Mayor, El Seibo, Dajabón, Santiago Rodríguez, San José de Ocoa, Elías Piña, Independencia y Pedernales.

DL

Comentarios para este artículo

Otros Artículos

Botón volver arriba