Columnas

¿Cuándo lo haremos aquí?

Por: Altagracia Paulino

Las noticias trágicas de comienzo de año, como los grandes incendios en Australia, la amenaza de guerras, los terremotos de Puerto Rico, las tensiones mundiales tras el asesinato del líder iraní Qasem Soleimani, que mantienen en tensión a la comunidad internacional; y la gripe aviar en los pollos, que amenaza la seguridad alimentaria del país, no son motivos para distraernos de un hecho importante para nuestra región.

Se trata de que más de una decena de países del Caribe prohibieran los plásticos de un solo uso desde el primer día del año, al tomar como prioridad la principal actividad económica de los mismos como es el turismo.

Reducir la basura que inunda sus playas y aleja el turismo, es la razón por la cual quedaron prohibidos los utensilios de comida, las bandejas de foam, los calimetes y otros recipientes, mientras que las botellas de agua fueron dejadas en “transición” hasta determinar la sustitución de estas.

La decisión de los países del Caribe tiene como su principal fundamento la degradación ambiental, que afecta al medio marino y las playas, que son el atractivo que genera su principal fuente de ingresos.

La medida inicia un proceso que persigue eliminar por completo el uso del plástico, porque según el Banco Mundial, de los 30 principales contaminadores mundiales per cápita de este tipo de plástico, diez son de la región del Caribe y nosotros somos parte de ella.

Entre los países que han prohibido el plástico de un solo uso se encuentran Jamaica, Belice, Trinidad y Tobago, Bahamas, quienes hacen ajustes para unirse a los países más avanzados del mundo en defensa del medio ambiente, según la información divulgada desde el primero de enero.

Entre los países caribeños, interesados en detener la degradación de sus territorios y en especial de sus costas, figuran Dominica, Granada y Barbados. Ya en el Pacífico, en la isla de Tuvalu, habían tomado decisiones similares.

Otros países de la región que anunciaron el pasado año decisiones similares y han iniciado la eliminación del plástico de un solo uso, son: Chile, Colombia, Perú y México.

Los ministros de Medio Ambiente de esos países han abogado desde el pasado año por alternativas que no contaminen, y la medida está encaminada al reemplazo por materiales biodegradable y que no dañen los ecosistemas marinos, sus costas y sus playas.

En Jamaica pese a la suspensión de un centenar de empleados de la que fue su principal industria de plástico, el ministro de Crecimiento Económico y Creación de Empleo afirmó que es poco el tiempo para la introducción de productos alternativos, pero la industria realizó los ajustes de lugar y espera que se cumpla con la nueva ley.

En el mundo se consumen anualmente cinco billones de bolsas plásticas, hechas con derivados del petróleo que pueden tardar hasta mil años para degradarse. En varios países de la Unión Europea ya están prohibidos los plásticos de un solo uso y se toman medidas alternativas para reducir al máximo el uso del plástico en general.

El plástico de más de un uso es posible, de hecho, los envases en los que vienen algunos alimentos pueden reusarse en vez de llevarlos al zafacón.

La amenaza de que en 30 años habrá más plásticos que peces en los océanos es equivalente a la desaparición de la vida en el planeta por la dependencia de los seres humanos de los bienes que nos da el mar. Esto significa un desafío para el país y la industria local del plástico que debe hacer los ajustes de lugar.

Comentarios para este artículo

Etiquetas
Mostrar más

Otros Artículos