Internacionales

Cuba pide por primera vez ayuda a la ONU por falta de leche para menores de 7 años

El Gobierno de Cuba solicitó por primera vez ayuda mediante una comunicación oficial a la dirección del Programa Mundial de Alimentos (PMA) ante las dificultades del país para poder seguir entregando leche a los menores de 7 años.

Según confirmó el PMA a EFE, la dirección ejecutiva de este brazo de Naciones Unidas, que se define como «la mayor organización humanitaria del mundo», recibió una comunicación oficial del Gobierno de Cuba y ya está enviando leche en polvo a la isla.

«Confirmamos que el PMA ha recibido una comunicación oficial del Gobierno (cubano) solicitando apoyo para continuar la entrega mensual de 1 kilogramo de leche destinada a niñas y niños menores de 7 años en todo el país», indicó por escrito la delegación del PMA en la isla.

El programa de la ONU, que habla de «necesidad urgente», subraya «la importancia de esta solicitud», especialmente en el contexto de la «profunda crisis económica que enfrenta Cuba», algo que está impactando «significativamente en la seguridad alimentaria y nutricional de la población» del país.

El Gobierno cubano no había hecho pública ni la solicitud ni los primeros aportes multilaterales, pese a que lleva semanas hablando sobre el problema. EFE ha pedido una aclaración, pero por el momento no ha tenido respuesta.

Carta a la dirección ejecutiva

El organismo multilateral confirmó asimismo que «es primera vez que Cuba solicita apoyo emitiendo una comunicación oficial al más alto nivel de dirección del PMA», aunque el programa tiene desde hace tiempo varios proyectos en la isla.

Según ha podido confirmar EFE de dos fuentes conocedoras de la petición, el Ministerio de Comercio Exterior e Inversión Extranjera (Mincex) envió la carta a la dirección ejecutiva del PMA en Roma a finales del año pasado.

A raíz de esa misiva, el PMA indicó que este mes logró entregar «144 toneladas métricas de leche en polvo descremada», beneficiando a casi 48.000 niños de entre 7 meses y 3 años en Pinar del Río y La Habana. Esto supone apenas el 6 % de los menores a los que el Gobierno pretende entregar leche subvencionada.

Además, según el PMA, la solicitud cubana «no refiere ningún marco temporal explícito», esto es, no pide apoyo por un período limitado, por lo que el organismo multilateral está buscando «movilizar recursos adicionales».

«Estamos en constante diálogo con donantes tradicionales y no tradicionales, explorando diversas opciones que faciliten tanto la donación como el financiamiento», afirmó el PMA.

EFE ha podido confirmar que al menos dos países, uno en Europa y otro en América, han sido contactados por el PMA. Ambos están actualmente analizando sus posibilidades y no han tomado una decisión.

Bien escaso

La leche es un bien escaso desde hace años en Cuba, aunque en general los niños de hasta 7 años (y personas con dietas especiales) podían contar con una cantidad de leche en polvo al mes a través de la libreta de abastecimiento (cartilla de racionamiento), por lo que la obtenían a un precio altamente subvencionado (2,5 pesos por kilogramo, unos 21 centavos de dólar).

La disponibilidad de leche de fuente estatal, sin embargo, se ha deteriorado en los últimos meses. Algunas provincias han recortado la población priorizada o reducido las cantidades que entregan, mientras que otras han empezado a distribuir como sustituto bebidas vitaminadas.

La ministra de Comercio Interior, Betsy Díaz Velázquez, aseguró a mediados de febrero en la televisión estatal que dado el actual desabastecimiento de leche era preciso «establecer prioridades» dentro de los grupos ya priorizados.

La ministra, aunque abordó extensamente el problema, no se refirió en ningún momento a la carta al PMA, a pesar de que para entonces el programa ya estaba entregando leche en polvo a la isla. El organismo tampoco había hecho públicas estas ayudas.

Frente a estas dificultades, en Cuba es posible encontrar leche líquida y en polvo en algunas de las empresas del incipiente sector privado del país, pero a precios inaccesibles para la inmensa mayoría de los cubanos.

Las dificultades económicas crónicas de Cuba han degenerado desde hace tres años en una grave crisis por la pandemia, el endurecimiento de las sanciones estadounidenses y decisiones en la política macroeconómica, comercial y monetaria nacional.

Según se explica en su página web, el PMA es una organización humanitaria «que salva vidas en emergencias y da asistencia alimentaria» a «poblaciones que se están recuperando de conflictos y desastres y del impacto del cambio climático».

Fuente: DL

Deja tu comentario

Otros Artículos

Botón volver arriba