Política

Danilo, Leonel e Hipólito: tres expresidentes muy activos

En muy pocos momentos de la historia democrática reciente la República Dominicana ha contado con tres expresidentes vivos y activos. A partir del ajusticiamiento del dictador Rafael Leónidas Trujillo Molina, la República Dominicana ha tenido ocho presidentes electos por la vía democrática.

De esos 57 años, Joaquín Balaguer gobernó 22. Doce años de 1966 hasta el 1978 y posteriormente de 1986 hasta 1996.

Leonel Fernández mandó los rumbos de la nación por 12 años con un per{iodo de 1996 al 2000 y otros dos consecutivos desde 2004 a 2012.

Danilo Medina estuvo en el poder por ocho años de 2012 a 2020. Hipólito Mejía gobernó un periodo de cuatro años de 2000 a 2004. Jorge Blanco tuvo un periodo desde 1982 a 1986; y Antonio Guzmán desde 1978 a 1982.

Juan Bosch gobernó solo siete meses entre febrero y septiembre de 1963. Y el presidente actual, Luis Abinader acaba de alcanzar los 100 días de gobierno.

Por esos largos periodos entre Balaguer y Fernández, han sido pocos los momentos en que los que la República Dominicana ha tenido expresidentes en plena actividad política.

Gobernando con los ex

Cuando Hipólito Mejía alcanzó el poder en el año 2000, hubo cuatro expresidentes con vida en la República Dominicana. Joaquín Balaguer, Leonel Fernández, Juan Bosch y Jorge Blanco. Solo Balaguer, que fue candidato presidencial en ese proceso, y Fernández, que era presidente saliente, tenían una influencia activa en la política nacional.

Balaguer, en el Partido Reformista Social Cristiano, fue un expresidente cercano al poder en las presidencias de Fernández y Mejía.

Fue arquitecto de la victoria de Fernández en el 1996 y “amarró” el triunfo de Mejía. Tanto así que Rafaela Alburquerque fue presidenta como diputada opositora de la Cámara de Diputados entre 1999-2003. Se recuerdan aquellas frases de Hipólito Mejía y Rafaela Alburquerque en distintos momentos de vida política nacional. Mejía al ganar la presidencia con poco menos del 50 % de los votos necesitados para irse en primer vuelta dijo que había amarrado su chiva en la Máximo Gómez 25 (la casa de Balaguer). Posteriormente, cuando la reformista Alburquerque luchaba por la presidencia de la Cámara de Diputados donde los perredeístas eran mayoría sentenció: “Balaguer dejó la chiva bien amarrada”.

Fernández, no obstante, asumió el liderazgo de la oposición para volver al poder cuatro años después.

Una década después, durante el Gobierno de Danilo Medina, Hipólito Mejía y Leonel Fernández, eran expresidentes aspirantes a volver al poder.

En este periodo Medina cultivó una buena relación con Mejía pese a ser líder del Partido Revolucionario Moderno (PRM). En más de una ocasión Mejía despachó expresiones a favor del gobierno de Danilo y estuvo presente en actividades vinculada a la producción agropecuaria nacional. Por otro lado, la relación entre Leonel y Danilo se deterioró hasta que Leonel abandonó el PLD.

El momento de Luis Abinader

La presidencia de Abinader tiene la particularidad de tener a tres expresidentes en actividad política plena. Medina, ahora como líder absoluto del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), está organizando la hueste bajo la advertencia de que hará una oposición férrea pero positiva.

Fernández, en la Fuerza del Pueblo (FP), aun no muestra su lado opositor y parece estar más inclinado a asumir por ahora una posición conciliadora con el Gobierno a mostrarse como bando aguerrido.

Mejía, que ya no es el líder máximo del PRM, pero es el segundo líder más importante del partido. No hay razones para pensar que estaría construyendo una corriente opositora a Abinader debido a que un grupo amplio de sus colaboradores ocupan puestos importantes en el Gobierno y el PRM se muestra unificado, pero se desconocen sus aspiraciones políticas a futuro.

Fuente: Diario libre

Comentarios para este artículo

Otros Artículos

Botón volver arriba