Entretenimiento

De una pequeña idea, puede nacer un gran negocio

Para lograr que un proyecto crezca, sus emprendedores deben estar acompañados de positivismo y resiliencia

Cuando Anna Batlle inició en el negocio de Jugos Caribe en el 2014, ella y sus socios (Johann Batlle y Luis Solís), no sabían ni de jugos ni de frutas. Sin embargo, de la idea de querer llevar un pedacito de República Dominicana a otros países, nació su proyecto. Desde ahí, los acompañaron dos características que, asegura, deben acompañar a todo emprendedor: el positivismo y la resiliencia.

“Después de tener la base, esas son las características más importantes que deben tener los emprendedores. La resiliencia, porque en el camino nos encontramos con muchos obstáculos, retos y hasta derrotas, pero hay que levantarse las veces que sean necesarias para seguir adelante y seguir con el proyecto”, resalta Batlle.

Para ella, el camino puede resultar difícil, debido a que no siempre todo saldrá bien. A pesar de ello, señala algo muy importante durante ese recorrido: aprender sobre cada reto y, cuando se presente alguna derrota, asumirla como parte de los obstáculos.

“Otra peculiaridad es tener un alto nivel de positivismo. Interiorizar que el proyecto va a tener un buen futuro, que se está construyendo y que va a crecer. Entonces, es este ingrediente lo que te impulsará a lograrlo y a continuar con el emprendimiento”, comparte Batlle con elCaribe.

En el caso de no tener conocimiento sobre el negocio que idealizamos para formar parte, no lo considera un gran obstáculo.

“Cuando iniciamos el negocio, hace siete años, ninguno de nosotros sabíamos ni de jugos ni de frutas, pero sí teníamos una oportunidad por delante. Más que tener conocimiento como tal, lo que se debe adquirir, en el día a día, son las habilidades que te permitan analizar cada detalle de ese negocio. Si ves una oportunidad, entonces vas a dar el todo por el todo para alcanzarlo”, dice con mucha seguridad la entrevistada.

Por el contrario, comenta que “si tienes una voz en tu interior que te dice que puede salir bien o mal el negocio, entonces, tienes menos oportunidades de que se pueda concretar bien. Hay que elegir un negocio que verdaderamente te apasione… que tenga algún elemento que te empuje todos los días”.

Retos

Los retos se presentan a diario y más cuando estás tratando de crecer. “Aparecen situaciones a las que, en ocasiones, hay que adaptarse. Creo que lo más importante para enfrentarse a cualquier reto es tener una actitud positiva y buscarle una solución, aunque no sea perfecta.De esta manera, podrás continuar hacia adelante, ya sea investigando diferentes alternativas para superar ese osbtáculo y/o aceptando las pérdidas”.

Anna Batlle, emprendedora.

Para lograr frutos

Hay quienes se desencantan y declinan cuando invierten y no obtienen ganancias. Según Batlle: “Dependiendo el tipo de proyecto, se debe medir qué tanta paciencia se debe tener para ver los frutos. Cuando el proyecto es inmenso, significa que requiere un largo plazo. También, su arranque va a depender de la meta que se fijen los emprendedores, porque definitivamente si no funciona el proyecto en el tiempo que está pautado, por ejemplo, a corto plazo, es porque el modelo de negocio no es el correcto. Asimismo, hay modelos de negocios que requieren muchos más años y pérdidas, pero cuando se logra emprender es ‘explosivo’”, puntualiza.

Fuente: El Caribe

Comentarios para este artículo

Otros Artículos

Botón volver arriba