Editoriales Invitados

Del derecho al olvido al derecho a recordar

Una nueva amenaza se cierne a la libertad de información fruto del crecimiento y la democratización del acceso al internet.

Se aduce a un “derecho al olvido”, que si lo mantenemos en el mismo escenario podemos decir que se contrapone al “derecho a recordar”.

Por ejemplo, personas públicas y privadas condenadas por algún delito han pedido que se ordene el retiro de todas las referencias a ellas luego de que hayan pagado la pena impuesta, bajo el alegato de que al cumplir con la sanción tienen derecho a limpiar su pasado.

O personas que se vieron envueltas en algún proceso y tras lograr decisiones absolutorias quieren que se borre del internet cualquier referencia al mismo, como si eso nunca hubiera ocurrido.

Aun en el segundo caso, los procesos y las imputaciones son hechos incontrovertidos, reales y por tanto registrados en la historia.

El mismo sistema judicial guarda los registros de todos los procesos, independientemente del veredicto, porque es un registro de la historia.

En algunas partes del continente ya los políticos empiezan a usar “el derecho al olvido” para que sean retirados del internet referencias a escándalos o situaciones oscuras en las que se han visto envueltos, queriendo quitarle a la ciudadanía el “derecho a recordar”.

No nos referimos a situaciones infamantes, falsas o erróneas, sino a intentar borrar hechos incontrovertibles, como son los procesos judiciales mismos.

Las amenazas contra las nuevas plataformas de comunicación empiezan a tomar fuerza. Hacemos una alerta temprana.

Comentarios para este artículo

Otros Artículos

Ver también
Cerrar
Botón volver arriba