Nacionales

Denuncian desalojos de afectados de COVID-19 de apartamentos para entregárselos a peledeístas

El Instituto Nacional de la Vivienda (INVI) desalojó a 25 pacientes afectados de coronavirus que estaban recluidos en el Centro de Aislamiento Aguayo, de San Francisco de Macorís.

En un acto sorpresa, los apartamentos fueron entregados ayer a altos dirigentes del Partido de la Liberación Dominicana (PLD).

En total había 25 personas ingresadas en ese complejo habitacional, quienes fueron referidas a otros lugares. Mientras que las camas y electrodomésticos que habían sido donados por el empresariado francomacorisano fueron sacados de los apartamentos, sin que se conozca su paradero.

El sacerdote católico Ramón Alejo Cruz (padre Moncho) calificó esa acción como vergonzosa e inhumana.

“Eso es una barbaridad lo que han cometido en un momento como el que estamos pasando, donde están reportando más contagiados. Aparentemente a esa gente no le importa que mueran más personas a causa del coronavirus”, expresó el padre Moncho.

El centro Aguayo fue construido por el gobierno de Danilo Medina para los residen en las proximidades del río Jaya en el barrio Azul y Ugamba. Sin embargo, Ramón Alejo denunció que esas facilidades habitacionales fueron repartidas entre la alta dirigencia del Partido de la Liberación Dominicana (PLD) en esta provincia.

El sacerdote dijo esperar que cuando Luis Abinader asuma la presidencia de la República el próximo domingo deje sin efecto el “reparto de ese botín”.

Sixto Gabín, presidente de la Asociación Dominicana de Profesores en San Francisco de Macorís, calificó como un burdo acto de corrupción la repartición de los apartamentos a peledeístas y gente de clase media que no los necesitan.

“El presidente Danilo Medina dijo aquí que esos apartamentos eran para las personas a quienes se les inunda sus casas en la crecida del río Jaya, para familias vulnerables. Lo de ayer fue una sorpresa, no le dijeron nadie”, expresó Gabín.

De igual manera calificó de un abuso contra familias humildes que estaban esperando la asignación de un lugar más seguro para vivir.

Por: DL

Comentarios para este artículo

Otros Artículos

Botón volver arriba