Justicia

Deportan seis menores haitianos cuando iban a un colegio en La Vega

Las autoridades dominicanas deportaron a 6 menores de origen haitiano de entre 4 y 14 años, cuando se dirigían al colegio en la comunidad de Rancho Viejo de Sabaneta, en La Vega, y sin que ningún adulto los acompañara en el traslado a Haití, según denunciaron este jueves a Efe.

La denuncia partió del pastor Odima Souffrant, que dirige el centro de aprendizaje de la congregación religiosa Iglesia Pentecostal Faro de Luz a la que pertenecen cuatro de los menores, mientras que otros dos cursan estudios en la Escuela Buenas Noticias de Jesucristo, en Sabaneta.

Según relató a Efe, el pasado martes un autobús de migración fue interceptando a los menores, vestidos con uniforme escolar, en distintos puntos de la comunidad y, al ver el vehículo con los niñosuniformados de escolares lo siguió con intención de recuperarlos.

«Me acerqué para hablar con el coronel» responsable del transporte, «pero no quería entenderme. Había muchos dominicanos gritando por el abuso de llevarse a los niños en la guagua (autobús)», a la que los subieron «por la fuerza», resultando herido en un dedo uno de los menores al quedar atrapado por la puerta del vehículo, según contó

Souffrant hizo un segundo intento por recuperar a los niños más delante y, al verlo discutiendo con el coronel, comenzaron a llorar y a gritar: «Pastor, pastor, sàcame de la guagua», pero no tuvo éxito en su empeño, le pidieron sus documentos y le dijeron que si se volvía a acercar al autobús iba a tener problemas.

Ese día condujeron a los menores a Dajabòn y de ahí a localidad haitiana de Ouanaminthe, hasta donde se trasladaron algunas familias el miércoles, de modo que es posible que puedan reunirse con ellos a lo largo de este jueves, señaló el pastor.

El responsable del Instituto de Bienestar Social e Investigaciones (Ibesr) en la localidad haitiana de Ouanaminthe, Ocean Rémy, también confirmó a Efe el retorno forzoso de los menores, de 14, 12, 11, 7, 5 y 4 años de edad.

«Los arrestaron y los deportaron a Haití. Normalmente no se les permite hacer esto. Un niño no debe ser separado de sus padres. El Estado les da derecho a toda la protección necesaria», afirmó.

Aunque «no es frecuente que se deporte a estudiantes de uniforme», señaló el responsable, cuando ocurre «el Estado dominicano se niega a admitir que deporta niños«.

En su opinión, lo más probable es que los menores puedan reunirse con sus familias pero, mientras tanto, en el Ibesr se garantiza la protección de los niños. «Los colocamos en hogares de transición y hacemos seguimientos en búsqueda de familiares. En las casas de tránsito se encuentra toda la asistencia médica» que precisen.

En el Ibesr, «les damos la bienvenida» a esos niños, «a veces los recibiremos en República Dominicana», donde «no se respetan las normas de deportación«, denunció, y se lamentó por la falta de interés de los medios de comunicación en estos casos.

Las autoridades migratorias dominicanas desarrollan desde hace meses una campaña de detención y expulsión del país de migrantes haitianos en situación irregular, incluyendo a mujeres embarazadas, interceptadas en hospitales del país cuando acuden a hacerse una revisión médica.

La ONU hizo en noviembre un llamamiento a República Dominicana para que suspenda las acciones que atenten contra los derechos humanos de la población haitiana.

Fuente: EFE

Comentarios para este artículo

Otros Artículos

Botón volver arriba
¿Quieres recibir avisos de nuevas noticias?    OK No Gracias