Nacionales

Detalles sobre cómo sucedió el secuestro de dos dominicanos y un haitiano en Haití

Los captores estaban fuertemente armados y salieron de un vehículo con placa oficial, según testigo

El hecho sucedió antes de las 9:30 de la noche del pasado sábado 20 de febrero, en Martissant, un vecindario plagado de bandas, en la entrada sur de Puerto Príncipe, según contó a Ayibopost y al Miami Herald Gilbert Mirambeau Jr., cofundador de Muska Films, la productora para la que trabajaban los hermanos dominicanos que están secuestrados en Haití.

El equipo regresaba de firmar en Jacmel, en un convoy formado por 17 vehículos, donde había ocho policías vestidos de civil; dos delante y detrás del convoy y el resto esparcido en el medio.

Mirambeau, quien ayudó inadvertidamente a comenzar la campaña contra la corrupción sobre los fondos de PetroCaribe que recibió Haití de Venezuela, consideró que el número de agentes no habría hecho una diferencia, así como tampoco la hora de traslado; indicó que la situación también hubiera sido más grave, ocasionando un tiroteo. Enfatizó que en Haití existe un problema de secuestros que ocurren a cualquier hora del día.

El cineasta, quien se encontraba dos vehículos detrás cuando sucedió el secuestro de los mellizos dominicanos Michael Enrique y Antonio Gerer Campusano Féliz, narró que uno o dos vehículos le pasaban de manera extraña. Dijo que no se dio cuenta mientras conducía, pero que los vehículos estuvieron todo el tiempo tratando de romper el convoy, hasta que lo lograron.

Una camioneta Toyota Hilux, blanca, vidrios oscuros y con placa oficial del gobierno, rompió el convoy. De ella salieron cuatro individuos fuertemente armados.

Gilbert Mirambeau dijo que nunca había visto tales rifles en Haití y que ni siquiera una unidad de la Policía Nacional cuenta con ellos.

Los hombres armados, apuntando sus armas, exigieron que los tres secuestrados subieran a la camioneta. Se trata del traductor haitiano Junior Albert Augusma y los hermanos dominicanos Campusano Féliz. Una vez esto, los captores emprendieron su huida.

“Todo ocurrió en segundos”, afirmó Gilbert Mirambeau en declaraciones al portal Ayibopost.

El Miami Herald mencionó que la policía ha dicho que los secuestrados son detenidos en Grand Ravine, un barrio pobre de barrancos infestados de mosquitos, pasillos estrechos y casas destartaladas y una de las varias guaridas de secuestros en la capital.

Los captores han demandado dos millones de dólares para la liberación.

FUENTE: DL

Comentarios para este artículo

Otros Artículos

Botón volver arriba