Sociedad Civil

Detallistas del DN dicen un 30% de sus colmados han sido atracados

La Asociación de Detallistas de Provisiones del Distrito Nacional pidió al presidente Luis Abinader disponer medidas eficientes para frenar la ola de delincuencia que afecta al país y denuncio que un 30 % de sus colmados han sido atracados.

El presidente de la entidad, Antonio Tejeda dijo que la población mira con desgano los esfuerzos inútiles que toman las autoridades cuando suceden casos sonoros de delincuencia, como es el caso del aumento del patrullaje y el envío de los militares a ciertas zonas, pero que a los pocos días estos operativos disminuyen y vuelve la inseguridad a nuestros barrios.

En la actividad estuvieron presentes los miembros de la actual directiva de la Asociación, señores Ariel Troncoso, Félix Peña, Agustín Mendoza, Héctor González Villalona, Héctor Pimentel, Daniel Martínez, entre otros.

El programa aniversario de la entidad incluye una misa y donación a la iglesia, un encuentro social con la directiva, pasados presidentes e invitados especiales, reconocimientos a personalidades y presentación de la nueva galería fotográfica de la entidad.

También se realizará una fiesta bailable el sábado 10 de diciembre y una ofrenda floral en el Altar de la Patria a las 11 de la mañana del miércoles 14 de diciembre. También se realizará una Conferencia a las 7 de la noche para todos sus miembros en el local de la institución.

En el encuentro con la prensa, con motivo del 80 Aniversario de la entidad, el presidente de los detallistas del DN dijo que la realidad diaria de nuestras comunidades con respecto a la delincuencia amerita de medidas que garanticen soluciones reales y sostenibles en el tiempo.

Antonio Tejeda dijo que, debido a esta ola delictiva, nuestros establecimientos comerciales que brindaban servicio hasta las 12 de la noche han tenido que reducir los horarios, primero hasta las 11:00 p.m. pero últimamente, la gran mayoría de colmados en los diversos sectores del Gran Santo Domingo, cierran a las 10 de la noche ya que no nos sentimos seguros, pero la población tampoco.

De igual manera se han modificado los horarios de inicio de nuestras labores, que anteriormente iniciaban a las 6:30 a.m y ahora se inician a las 8:00 a.m, debido a que a tempranas horas también han sido atracados.

Observó que esta reducción en los horarios, disminuye nuestras ventas y en adición a nuestros gastos fijos, disminuyen también la operatividad de nuestro medio de sustento.

En lo que va del año un 30 % de los comercios detallistas en el gran Santo Domingo han sido atracados y también gran parte de nuestros empleados y clientes. La colocación de cámaras en los establecimientos, instalaciones de GPS a los motores de los deliverys, compra de lámparas y luminarias, para tratar de tener seguridad en nuestros establecimientos, incrementan nuestros costos y aun así seguimos siendo afectados por la delincuencia.

En la rueda de prensa, la Asociación de Detallistas del Distrito Nacional dijo que otro punto que durante este año ha trastornado nuestras actividades comerciales ha sido el incremento de la tarifa eléctrica y observó que, negocios que a principio del año pagaban $10,000 pesos, están pagando $15,000 pesos; negocios cuya tarifa era de $24,000 pesos, hoy pagan $38,000 pesos y aquellos que pagaban $40,000 hoy pagan $70,000, esto junto al aumento de los combustibles que han incrementado los costos de operación entre un 30 y un 40 %.

En ese sentido dijo que el aumento de la delincuencia y el costo de la energía eléctrica constituyen la tormenta perfecta para disminuir y llevarse los márgenes de beneficios de nuestros establecimientos.

Antonio Tejeda puso como ejemplo un caso práctico: Un colmado cuyas ventas mensuales eran de $800,000 pesos, su costo de operación eran $80,000; con la inflación de los últimos 2 años, sus ventas se han elevado a $1,000,000 pesos, pero el costo de operación para dicha venta ahora es de $140,000.

Tejeda observó que es motivo de preocupación de nuestro sector detallista, la permanencia de los programas sociales en los establecimientos de cadenas y grandes supermercados, medida tomada de forma provisional por el ministro Tony Peña Guaba, director del Gabinete Social, hasta hacer un cambio de las tarjetas Supérate por una con chip.

Este cambio fue motivado por los fraudes realizados al programa, pero resulta que el 99 % de los establecimientos que brindaban este servicio no se vieron involucrados en estos fraudes, pero si han sido perjudicados por la medida de inclusión de las cadenas de supermercados.

El presidente de la Asociación de Detallistas del Distrito Nacional formuló un llamado al gobierno para que preste la atención a los temas planteados por la entidad.

Adelanta que, a partir del mes de enero, la Asociación de Detallistas del Distrito Nacional junto a clubes, organizaciones empresariales, organizaciones profesionales, juntas de vecinos y demás organizaciones sociales que inciden en nuestros sectores, de forma cívica, reclamaremos oluciones a estos problemas que influyen en todas las actividades de la ciudadanía.

Comentarios para este artículo

Otros Artículos

Botón volver arriba
¿Quieres recibir avisos de nuevas noticias? OK No Gracias