Salud

Diabetes gestacional, ¿cuándo se diagnostica?

Este tipo de diabetes se desarrolla durante el embarazo y, de no controlarse, puede derivar en otras complicaciones

Durante el embarazo una mujer puede presentar problemas de salud debido a la presencia de males como la llamada diabetes gestacional.

Según la ginecóloga-obstetra, María Marte, las pacientes que han desarrollado este tipo de diabetes son aquellas “no diabéticas” antes del embarazo, pero que, durante éste, producen elevados niveles de azúcar en la sangre.

Marte explica que entre los factores de riesgo están: aumento de peso excesivo, obesidad materna, producción insuficiente de insulina, resistencia a la insulina, padececimiento de poliquitosis ovárica (trastorno hormonal que ocasiona ovarios de mayor tamaño con pequeños quistes en los bordes externos) e hígado graso.

Es necesario descartar la diabetes gestacional en el primer trimestre de embarazo de las futuras madres, en especial, en aquellas que la hayan presentado en un embarazo anterior, así como en las que hayan tenido abortos, tengan antecedentes familiares de diabetes o situaciones que se asocian con resistencia a la insulina (hipertensión, hiperlipemia, obesidad y ovarios polimicroquísticos.

En caso de ser diagnosticada se debe controlar, porque de lo contrario, puede derivar múltiples complicaciones. “Por ejemplo, en hipertensión gestacional, preeclampsia, eclampsia, traumatismo obstétricos y luego del embarazo, en diabetes mellitus, entre otras”, destaca Marte.

Para tratarla

El tratamiento para la diabetes gestacional tiene como propósito mantener el nivel de glucosa en la sangre normal, para ellos es necesario según Marte:

Control médico. Durante el embarazo es muy importante visitar al especialista para que indique el tratamiento adecuado.

Dependiendo de los resultados, el obstetra practicará pruebas para seguir los niveles de la glucemia en la sangre y la glucosa.

Dieta balanceada. Es recomendable consultar a un nutricionista, quien podrá ayudar a desarrollar un plan de comidas específico, de acuerdo a la altura, peso y nivel de actividad de cada mujer. La dieta tendrá que contener el equilibrio correcto de proteínas, grasas y carbohidratos, al tiempo que debe proporcionar la cantidad adecuada de vitaminas, minerales y calorías. Para mantener estables los niveles de glucosa, es esencial no saltear comidas, sobre todo el desayuno, y que evitar productos azucarados, como los caramelos, las galletas, los pasteles y los refrescos o gaseosas.

Ejercicios. Realizar ejercicios moderados ayudan al cuerpo a procesar la glucosa y hace que los niveles de azúcar en la sangre estén en su nivel adecuado. Por ejemplo Caminar al menos 30 minutos, ayuda a controlar la diabetes gestacional.

¿Cómo puede afectar el nacimiento del bebé?

  • Exceso de peso al nacer: por el elevado nivel de glucosa en sangre durante el embarazo.
  • Mayor riesgo de parto prematuro y síndrome de dificultad respiratoria.
  • Hipoglucemias tras el nacimiento, debido a su alta producción de insulina.
  • Mayor riesgo de desarrollar diabetes tipo 2 en el futuro.
María Marte, ginecóloga.

Importante
La diabetes gestacional puede desaparecer después del parto, pero hay casos en los que se mantiene. En este, es necesario controlar los niveles de glucosa ocasionalmente. Se recomienda hacerlo cada 6 a 12 semanas tras el nacimiento del bebé.

Fuente: El Caribe/ Por: Jessica Bonifacio

Comentarios para este artículo

Otros Artículos

Botón volver arriba