Protestas Sociales

Diálogo sigue estancado en Nicaragua, sigue violencia

El diálogo entre el Gobierno del presidente Daniel Ortega y las fuerzas opositoras sigue bloqueado en Nicaragua, un día después de que miles de personas se manifestaran en las calles de la capital a favor y en contra del mandatario, en medio de la violencia que ha dejado cientos de muertos.

El cardenal nicaragüense Leopoldo Brenes expresó sus deseos de mantener vivo el diálogo, que se mantiene estancado tras el repunte de la represión estatal en el marco de las protestas antigubernamentales iniciadas el pasado 18 de abril. “Nosotros queremos mantener viva esa llamita”, afirmó Brenes, también arzobispo de Managua, tras oficiar una misa en la Catedral Metropolitana.

El diálogo, cuyos mediadores y testigos son los obispos de la Conferencia Episcopal, se instaló a mediados de mayo pasado, pero se ha desarrollado de forma intermitente y permanece suspendido desde el pasado 25 de junio, cuando se celebró su última sesión. Ortega calificó de “golpistas” a los obispos y consideró que son cómplices de las fuerzas internas y de los grupos internacionales que, a su juicio, actúan en Nicaragua para derrocarlo.

El 7 de junio, la Conferencia Episcopal propuso a Ortega que adelantara a marzo de 2019 las elecciones fijadas para 2021 y que renunciara a presentarse a la reelección, pero Ortega lo rechazó. Pese a esas acusaciones, el cardenal Brenes dijo que en los diálogos a menudo ocurren esos altibajos.

Durante este domingo al menos ocho personas, entre ellos un oficial, resultaron heridas en un enfrentamiento en la ciudad nicaragüense de Juigalpa entre civiles y la Policía Nacional. El enfrentamiento se produjo en el barrio Tamanes del municipio de Juigalpa.

Fuente: Hoy

Comentarios para este artículo

Otros Artículos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba