Justicia

Dice judicialización de la política es una trampa

El abogado constitucionalista, Nassef Perdomo, consideró que la judicialización de la política que se ha puesto de moda en América Latina “es una trampa en la que estamos cayendo por una visión excesivamente moralista de los problemas que causan ese proceso”.

El jurista explicó que lo que ha pasado es que la idea que se tiene en Latinoamérica de que todos los políticos son corruptos y de que todos los actos de administración son actos donde hay corrupción, conlleva a una situación en la cual el sistema penal está siendo usado como una herramienta para lograr a través de los jueces lo que no se ha logrado en las urnas. “No quiero tocar el caso dominicano, porque es otra discusión y además porque dificulta el análisis”, sostuvo Perdomo.

Caso brasileño

Entrevistado por Pablo McKinney en el programa “Enfoque Matinal”, que se difunde por CDN, canal 37, Perdomo, entre otros ejemplos, citó el caso de Brasil, donde una persecución “selectiva de la corrupción”, llevó a sacar el poder a su presidenta, Dilma Rousseff, sin que fuera acusada de ningún tipo de delito.

“De hecho el informe del Senado que estaba juzgándola dijo que no había cometido ningún acto de corrupción”, agregó el experto en Derecho Constitucional.

Tambien se refirió al caso del expresdiente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, a quien un juez de instrucción filtró conversaciones de manera ilegal y abusó de las vías procesales para lograr su objetivo, impidiéndole ser candidato.

“ El Partido de los Trabajadores de Brasil puso otro candidato, un señor que había sido alcalde de Sao Paulo y empieza a subir en las encuesta, pero ya le pusieron una querella y le abrieron un caso”, señaló.

Expresó que la utilización de los tribunales en la forma como ocurrió Brasil, también es un acto de corrupción y un uso inadecuado de los bienes del Estado. “El monopolio del uso de la fuerza legítima es uno de los bienes más preciados que tiene el Estado. Con esto no estoy diciendo que la corrupción no debe ser perseguida. Debe ser perseguida, pero hay que evitar que la persecución de la corrupción pase de tratar de adecentar el sistema administrativo y la política a otra cosa”, sostuvo.

Perdomo indicó que los tribunales son herramientas muy poderosas que en ocasiones son utilizadas inadecuadamente para anular a los adversarios. En ese sentido, agregó que sucede lo mismo que con las redes sociales, las cuales han pasado de ser un sistema de informacion útil a ser usadas para sacar lo peor de las personas.

Por Karina Jiménez y Genrris Agramonte/ El Caribe

Comentarios para este artículo

Otros Artículos

Botón volver arriba