Cartas del Lector

Digesett

Señor Director:

¿Ha sido penetrado por hackers la plataforma tecnológica de la Procuraduría y DIGESETT? ¿Opera en este último organismo una mafia interna que causa los problemas de las multas? La prensa nacional se ha hecho eco de denuncias de conductores y no conductores de vehículos que aparecen con decenas de multas en la plataforma electrónica de dichas instituciones.

Se ha generado cúmulos increíbles de hasta 99 violaciones de la ley de tránsito por parte de un solo ciudadano. Algo insólito. ¿Con qué paga un chofer del transporte público 99 o más multas? Para agravar el problema, estas sanciones están amarradas al proceso de poder sacar o no el marbete o revista vehicular, así como a otros trámites legales.

Se ha dicho, sin tener a manos nada que lo confirme, que existe un interés especial de las autoridades de aumentar por esta vía los ingresos del gobierno para destinar recursos, vía la Procuraduría General de la República, a la construcción de cárceles. Eso es increíble, no puede ser verdad.

Nadie puede pensar que este ni ningún gobierno adopte una medida similarpara recabar recursos, partiendo de que afectaría derechos de ciudadanos comunes y dechoferes, de carrosy/o guaguas públicas.O poner a pagar sanciones a decenas de personas que han alegado no tener ni ha tenido vehículos.Otros han dicho, además, que ni siquiera saben conducir. Algo no cuadra, algo anda mal y corresponde una aclaración.

¿Es posible que el sistema de multas de la DIGESET haya sido penetrado por hackers que han alterado su funcionamiento? ¿Opera a nivel interno de la DIGESETT una mafia que pone multas sin control? ¿Se desbordó el multómetro?, me pregunto nueva vez.

Hay que buscar respuesta a esta situación. Urge, por tanto, se disponga una profunda investigacióno auditoría forense queestablezca con certeza sila plataforma digital de la DIGESET opera correctamente.

Tuve una experiencia personal que me pareció rara. Recibí en mi computadora una notificación de pago de multas desde Chile vía internet, con mi nombre y apellidos, intimándome a pagar sancionespor supuestas violaciones de semáforos. Nunca he ido a Chile. Igual recibí notificaciones de sanciones por infracciones desde Perú, pero tampoco he visitado esa enigmática nación sudamericana.

O sea, que parece que el problema es global, propio de enlaces de redes que se producen actualmente a nivel mundial.

Emiliano Reyes Espejo

Periodista

Comentarios para este artículo

Mostrar más

Otros Artículos

Ver también

Close