Deportes

Dirigente del Barcelona admite tensión en el club

BARCELONA. Sin haberse cumplido ni 48 horas desde el tropezón del Barcelona ante el Celta en Balaídos, Quique Setién volvió a la sala de prensa, en pleno temporal azulgrana, con su figura más en entredicho que nunca.
El técnico azulgrana aseguró no sentir su posición debilitada, “en absoluto”, y proclamó que sigue existiendo “buena comunicación” con la plantilla sí admitió que “es normal que haya diferencias de opiniones”, no entrando a valorar si existen dudas en el club respecto a su futuro en el banquillo pero reconociendo que el empate del sábado provocó una especial tensión en el vestuario.

“Todos tenemos que ceder por el bien del equipo”, dijo, dando a entender que el ambiente entre equipo y cuerpo técnico no es el mejor, como se mostró con las imágenes entre Messi y Sarabia, a las que restó, como pudo, importancia. “No pasó nada… ¿Qué quieres que te diga?”.

Se siente seguro

“¿Posición debilitada? En absoluto. Me siento igual de fuerte que cuando llegué y así me sentiré hasta el último día. Estoy haciendo todo lo que sé y lo que puedo para que esto vaya bien, ganar los partidos y jugar lo mejor que podamos. A veces los resultados no dependen de mi… Y ya sabemos como es el fútbol”, dijo ayer.

El próximo partido de la escuadra será contra el Atlético de Madrid, un equipo que siempre pelea. ““Los partidos contra el Atlético son muy disputados, difíciles, con muchas alternativas… Es un gran equipo, muy identificado con su manera de hacer las cosas y nos lo pondrá complicado”, dijo Setién.

Por “ESPN”

Comentarios para este artículo

Otros Artículos

Botón volver arriba