Política

División y códigos rotos en la casa de Bosch

 

El Profesor Juan Bosch sabiamente dijo una vez  “en la política es mas lo que no se ve, que lo se ve,” palabras con peso que hasta la noche de ayer eran respaldadas con la discreción de quien odia, pero calla a pesar de las perezas, con el silencio cómplice de las acciones, aunque hubiera ofensas.

El discurso del expresidente de la república el Dr. Leonel Fernández Reyna, en la cual dijo adiós a la que fuese su casa por 46 años (El Partido de la Liberación Dominica) y al irse estrellar la puerta dejando salir algunos secretos a voces.

Sabíamos que Balaguer era el arquitecto de la primera victoria moral, lo que no sabíamos era que había puesto el 80 % de los materiales, según declaró Fernández el PLD de ese entonces solo contaba con el 20 % de esos votos, mal contados se le escuchó decir a alguien. Que sirvió de carretilla a Danilo para que pudiera vencer en el 2012 y en el 2016 al punto de sacrificar a su esposa (Margarita Cedeño de Fernández) quien según el León marcaba más puntos que Medina.

Leonel les recordó a quienes tienen poca memoria, que sin su ayuda el partido de la estrella amarilla hoy sería un partido minoritario.

Danilo en un acto extraño y de esos que cualquier cristiano determina es una señal, hablo y al hablar respondió de la misma forma, irrespetando las sabias palabras del profesor y dejando ver lo que no se puede ver, así como lo hizo Leonel.

“Mi único delito fue que no fracase como presidente y, que lo hice mejor que el” así deja Medina claro que su gobierno esta mejor valorado que los tres de Fernández, también aclaró que ni en el 2000 ni en el 2012 y menos en el 2016 lo apoyaron, que el solo se fraguo su victoria y que la traición al partido de Fernández es tan vieja como su militancia en el mismo.

El escenario político muestra a un PLD dividido y con un candidato con pronósticos reservados, de otro lado un PRM que esta sentado viendo como el dragón se está quemando así mismo, pero en lugar de comenzar a comer carne se queda viendo (así no se hace oposición diría Peña Gómez) y por último un partido que adquirió las siglas de La Fuerza del Pueblo (LFP), todo deja indicar que será un 2020 interesante y políticamente decisivo para el futuro del país.

Por: Victor Díaz

Comentarios para este artículo

Mostrar más

Otros Artículos