Actualidad

Dominicano se salvó de pasar 95 años preso al declararse culpable de sobornar a Bob Menéndez

Uribe ha agotado varios días de testimonio sobre su relación con el senador estadounidense

El empresario dominicano José Uribe dijo durante su testimonio en el juicio por corrupción contra el senador por Nueva Jersey, Bob Menéndez, que su pena por haber participado en el presunto esquema de sobornos le hubiera costado hasta 95 años de prisión si no se hubiera declarado culpable.

En su segundo día testificando, el dominicano dijo que sin el acuerdo de cooperación y la indulgencia que se espera que conllevará, podría enfrentar hasta 95 años de prisión por sus crímenes.

Uribe le dijo a un fiscal el lunes que esperaba evitar cualquier tiempo en prisión como resultado de su cooperación. Sin embargo, cuando fue cuestionado repetidamente por abogados de la defensa el martes sobre el objetivo de su testimonio y su trabajo en nombre del gobierno, dijo que simplemente quería asegurarse de que recibiera menos de los 95 años de prisión que podrían acarrear los cargos.

  • «Mi objetivo es hacer lo mejor para mí mismo al obtener una mejor sentencia«, respondió Uribe.

En marzo pasado, Uribe admitió su responsabilidad en siete cargos, incluyendo conspiración para soborno, fraude electrónico, obstrucción a la justicia y evasión fiscal.

Como parte de su acuerdo de culpabilidad, el empresario radicado e Nueva Jersey aceptó testificar contra Menéndez y cooperar con las autoridades, convirtiéndose en el testigo estrella de la fiscalía.

Dos días de testimonio

El viernes pasado el dominicano fue llamado a declarar y por dos días contó ante el juez y los jurados cómo conoció al senador en un evento de recaudación de fondos que organizó y que recaudó 50,000 dólares para la campaña del senador en 2018, pero dijo que no mencionó el tema de las investigaciones allí ni en varias otras reuniones, incluida una cena.

Dijo que pensaba que el tema ya había sido planteado a Menéndez por su amigo Wael Hana, un empresario que le dijo en 2018 que el senador podría ser reclutado para ayudar a que sus problemas legales desaparecieran, pero que costaría entre 200,000 y 250,000 dólares.

Uribe dijo que planteó el tema de las investigaciones directamente con el senador en una cena el 7 de agosto de 2019 con Bob Menéndez y Nadine Menéndez, la novia del senador en ese momento.

Dijo que le dijo a Bob Menéndez que le preocupaba que una investigación sobre el negocio de camiones de un amigo estuviera causando que los investigadores examinaran su negocio de seguros y el senador dijo que lo investigaría.

  • «Le pedí que me ayudara a conseguir paz para mí y mi familia«, dijo Uribe.

Un mes después, dijo Uribe, fue invitado a reunirse nuevamente con Menéndez en su casa, donde se sentó en el patio trasero con Menéndez y proporcionó datos sobre su empresa y un empleado clave porque el senador se reuniría con funcionarios de Nueva Jersey en su oficina al día siguiente.

Después de la reunión de Menéndez con los funcionarios, Uribe dijo que el senador le dijo en una breve reunión en un edificio de apartamentos de Nueva Jersey: «Eso por lo que me preguntaste, no parece haber nada allí».

  • A finales de octubre de 2019, Uribe dijo que recibió una llamada telefónica sorpresa de Menéndez desde un número de teléfono de Washington D.C. y le dijeron: «Eso que me preguntaste, no hay nada allí. Te doy tu paz».

Uribe dijo que le envió un mensaje de texto a la novia de Menéndez, diciendo: «Acabo de recibir una llamada y soy una persona muy feliz. Dios te bendiga a ti y a él por siempre».

También recordó haber cenado en agosto de 2020 con Menéndez, quien se jactó de haberlo salvado no una, sino dos veces, relacionadas con las investigaciones del negocio de camiones y la amenaza que la investigación extendería a su negocio de seguros.

Fuente: Diario Libre

Deja tu comentario

Otros Artículos

Botón volver arriba