Internacionales

Dominicano suicida planeaba tomar rehenes en catedral de Nueva York: llevó una biblia y quería dinero para los pobres de Latinoamérica

Luis Vásquez, el dominicano abatido por NYPD tras disparar desde las escalinatas de la histórica Catedral de St. John, detalló por escrito sus planes de ataque, afirmando que su objetivo era tomar rehenes y pedir dinero, aunque no esperaba salir vivo de la situación.

Un alto funcionario policial no identificado dijo a NBC News que Vásquez escribió en una nota encontrada en su bolsillo que tomaría rehenes durante su asalto a la iglesia el domingo en el Alto Manhattan, pero que nadie saldría herido a menos que se ignoraran sus demandas.

En la nota, el hombre de 52 años escribió que iba a mantener a los rehenes a menos que EE.UU, sus bancos y empresas dieran dinero para ayudar a los necesitados de América Latina.

Vásquez expresó su enojo por el “régimen de Estados Unidos que ha cometido robos y más contra el pueblo de América Latina”. También escribió que no imaginaba regresar a su apartamento en El Bronx, donde vivía con su madre, pero tampoco describió el plan para tomar rehenes.

A la escena llevó una cuerda, cinta adhesiva, una biblia y cuchillos, además de dos pistolas que disparó varias veces. El incidente, en el que nadie más resultó herido, ocurrió tras concluir un concierto navideño fuera de la catedral anglicana más grande del mundo.

No está claro por qué Vásquez eligió apuntar a esa histórica iglesia, donde realizó varios disparos al aire mientras la gente huía para cubrirse, el domingo alrededor de las 4 p.m.

Los investigadores persiguen el “suicidio policial” como teoría principal de lo que sucedió, dijeron los funcionarios. Varios testigos del tiroteo dicen que escucharon gritarle a la policía que le disparara.

El nativo de República Dominicana lucía un mascarilla con la bandera de ese país al momento del ataque. El comisionado de la policía de Nueva York, Dermot Shea, dijo que los agentes que respondieron al incidente dispararon 15 veces. Vázquez recibió al menos una de esas balas en la cabeza y fue trasladado a un hospital cercano donde lo declararon muerto.

NYPD requisó su apartamento el lunes por la mañana. Vázquez tenía un largo historial criminal que incluye disparos contra una mujer y un policía en 1990, por lo que cumplió condena en prisión. Además lo buscaban por un incidente de amenaza con un arma en el verano pasado. En total, había sido arrestado seis veces durante los últimos 30 años.

Fuente: El Día

Comentarios para este artículo

Otros Artículos

Botón volver arriba