Diáspora

Dominicanos liberados de secuestro en Haití están “desesperados” por regresar a RD

Con la sensación de que lo peor ya pasó y tras su liberación consumada, los dominicanos que fueron secuestrados en Haití hace más de una semana, mientras trabajaban en la filmación de un documental, dijeron a sus familiares que están desesperados por regresar a República Dominicana.

“No sabemos cuándo van a llegar, simplemente que están bien y desesperados por venir a su país”, comentó a Diario Libre Eduardo Féliz, hermano de los recientemente liberados Michael Enrique y Antonio Gerer Campusano Féliz.

Cuando se comunicó este sábado con sus parientes para saber cómo estaban, todavía se encontraban en la embajada dominicana en Haití. “Solo hablamos unos minutos con ellos, estamos esperando que nos digan cómo fue que pasó todo, porque esa parte no la hemos tocado por teléfono”, explicó Féliz.

Diario Libre fue informado este domingo de que el Gobierno haitiano, a través de su embajada en Santo Domingo, se va a referir en su momento al caso. Sin embargo, la fuente se abstuvo de detallar cuándo traerían al país a los jóvenes.

El secuestro se dio a conocer el pasado 20 de febrero, antes de las 9:30 de la noche, en Martissant, en la entrada sur de Puerto Príncipe, capital de Haití. Los hermanos iban a trabajar varios meses en el vecino país como parte de un equipo de la empresa Muska Group, que rueda un documental allí.

Todavía se desconocen muchos detalles tanto del secuestro como de la liberación, por la que se pedía dos millones de dólares para el trueque. No hay información sobre quiénes son los responsables ni de si se pagó el rescate, ya que la familia dice no saber nada del asunto y las autoridades no han hecho aclaración al respecto.

Días de incertidumbre

Familiares y amigos han vivido con miedo e incertidumbre estos últimos días y ahora esperan con ansias el retorno de sus seres queridos al sector La Cerca de Bajos de Haina, en San Cristóbal.

Un video publicado hace unos días en una cuenta de Facebook sembró dudas sobre el caso, ya que se observó a los hermanos con buen aspecto físico, compartiendo una cerveza con el traductor con el que viajaban y que también estaba secuestrado.

Se desconoce la fecha exacta de la grabación de ese video. Sin embargo, Enrique Campusano, padre de los raptados, confirmó a Diario Libre que el audiovisual hizo después del secuestro, pero no sabe quién lo subió a las redes sociales.

Familiares tienen pocos datos

En la casa materna no tienen información de cómo sucedió todo ni tampoco de la liberación. Esto ocurre a pesar de que, según el hermano, se han comunicado directamente con autoridades del Palacio Nacional desde que se conoció el incidente. El hogar que les aguarda es una pequeña casa situada en la parte de atrás de un complejo de viviendas y que tiene una bandera dominicana colgada en la entrada. Tras una semana de mucho miedo, los familiares ahora están más aliviados, porque creen que lo peor ya ha pasado. La muestra de este alivio son las fiestas que se han desarrollado en el sector La Cerca de Bajos de Haina desde que se supo la noticia de que los hombres habían sido liberados en buenas condiciones. El entusiasmo por la inminente llegada de los protagonistas a esta localidad cercana a la carretera Sánchez, que conecta Santo Domingo con San Cristóbal, es cada vez más notable.

Fuente: DL

Comentarios para este artículo

Otros Artículos

Botón volver arriba