Salud

Eco, bio y orgánico: ¿Cómo diferenciarlos?

‘Ecológico’, ‘bio’ y ‘orgánico’ son palabras cada vez más usadas en las etiquetas de los alimentos. Pocos saben cuál es exactamente la diferencia entre las tres categorías, pero a pesar de ello, los consumidores están dispuestos a pagar más por estos productos creyendo que son especialmente beneficiosos para la salud.

¿Realmente todos los alimentos que exhiben estas etiquetas son más saludables y seguros para el medio ambiente? ¿O es todo una estrategia de ‘marketing’?

Los conceptos ‘bio’, ‘eco’, ‘organico’, ‘natural’ no están regulados en todos los países. Por ejemplo, en Europa son intercambiables. Significan lo mismo. Cualquier empresa que produzca este tipo de alimentos puede ponerle en el etiquetado cualquiera de las tres palabras.

Pero en EE.UU. las palabras ‘bio’ y ‘eco’ no están protegidas legalmente, así que cualquiera puede usarlas sin que nadie pueda objetarlo. De manera general, en los países de habla inglesa hay solo un término protegido, que es el de ‘organic’ (orgánico, en inglés).

Entonces, ¿cómo diferenciarlos? Hay certificados que pueden identificarse en envases, paquetes o frascos donde se venden estos productos. Si vemos estas etiquetas, podremos confiar en el artículo en cuestión.

Sin embargo, a veces las empresas recurren a engaños, al poniendo ‘natural’ cuando el alimento contiene apenas algunos ingredientes naturales, pero no todos. Por ejemplo, cosméticos que a menudo contienen químicos. En los cosméticos que son 100 % naturales un certificado original deberá mostrarlo de forma visible.

Por ello, como enseñanza y consejo general, hay que tomarse su tiempo y buscar las etiquetas en los envases para identificar si el producto es verdaderamente natural o no.

Fuente: SIN

Comentarios para este artículo

Otros Artículos

Botón volver arriba