Educación

Educa insiste en clases presenciales en aulas antes que sea “demasiado tarde”

Director de la entidad advierte que efectos colaterales, no buscados, pueden distorsionar el entorno educativo

El director ejecutivo de Acción Empresarial por la Educación (Educa) planteó este miércoles que hay que “sincerizar” la realidad y dijo que mantiene su posición de que debe iniciarse, antes de que sea demasiado tarde, la presencialidad de forma parcial, progresiva y gradual en las aulas como un complemento a la educación a distancia. Sin embargo, en esta semana se han reportado casos positivos de Covid-19 en escuelas.

Darwin Caraballo fue entrevistado por Diario Libre ante su planteamiento, que también plasmó en la nota de trabajo No. 54, publicada ayer martes por Educa, titulada: “Atender efectos colaterales antes que sea demasiado tarde”.

En dicho documento, Educa publicó una fotografía tomada en un barrio del Gran Santo Domingo en la que se observan muchos niños estudiando en el patio de una casa, sin las medidas de distanciamiento y sanitarias pertinentes, en un “cuido” improvisado.

Caraballo dijo que la firme y valiente decisión del Ministerio de Educación (Minerd) de implementar la educación a distancia ha generado efectos colaterales, no buscados, generando nuevas necesidades que una oferta conyuntural y precaria está dispuesta a satisfacer.

Comparte la convicción del Minerd respecto a que la estrategia educativa “Aprendemos en Casa” es una posible llave para dar un salto cualitativo hacia la calidad de los aprendizajes.

Pero afirma que “para que funcione con efectividad se requiere integrar la presencialidad como un complemento ineludible. Es tiempo de atender este efecto colateral antes de que sea demasiado tarde y que la oferta coyuntural distorsione por completo el entorno de la educación, pública y privada, que tanto está costando construir a la sociedad dominicana”.

Al responder a las declaraciones de la presidenta de la Asociación Dominicana de Profesores (ADP), Xiomara Guante, de que no entiende la desesperación de algunos sectores, como Educa, por la presencialidad, respondió que eso es muy fácil de entender.

“Para Educa la educación es un conjunto que hoy tiene varios componentes. Uno de ellos es la presencialidad y la presencialidad no tiene que ser ni de todos los niños al mismo tiempo, ni de todos los días, ni de todas las horas”, afirmó.

Aclaró que Educa propone momentos de presencialidad que ayuden a que los niños puedan tener mejores aprendizajes.

Dijo que el esquema que plantea Educa es un sistema dinámico e híbrido y que si con una eventual presencialidad se presentarán casos de contagio en las escuelas donde se produzca deben cerrarlas y establecer la cuarentena correspondiente para volver a abrir “porque sin duda, primero está la salud”.

Afirmó que eso no quiere decir que las decisiones sobre la presencialidad en las aulas que se implementen tengan que ser rígidas porque “El virus no está en las escuelas, está en la sociedad”.

Dijo que se pueden presentar casos aislados de los 7,700 centros educativos públicos existentes. Recordó que el universo de los centros educativos, contando el sector privado, asciende a unos 10,000.

Caraballo abogó por la libertad de los padres llevar a sus hijos a que reciban clases presenciales, sin que éstos sean penalizados.

En documento cita “la voluntad expresa y certificada de aquellos padres que deciden enviar a sus hijos a los centros educativos de forma parcial, progresiva y gradual”.

No obstante, declaró que Educa siempre ha propuesto que la institucionalidad hay que respetarse.

“Es sincerar la realidad que existe porque si se quiere evitar que los niños estén juntos sin condiciones de seguridad para que desarrollen eso que se conoce como la burbuja en el hogar… bueno, esto no está ocurriendo, sobre todo en las zonas populares”, reflexionó.

Dijo que por las características de los hogares dominicanos muchos niños quedan en situaciones de vulnerabilidad y que también se produce una ineficiencia de la economía pues muchas familias deben pagar el cuidado improvisado de sus niños.

Pidió que las autoridades prioricen los hogares con condiciones más desfavorables.

El director ejecutivo de Educa citó otros riesgos, más delicados, a los que están expuestos los niños y adolescentes como el suicidio, la depresión, ansiedad, estrés, violencia doméstica y embarazos en adolescentes, los cuales han aumentado.

Además destacó que aunque aparezca la vacuna para el Covid-19 “siempre el virus va a representar un riesgo para todos”.

Para él lo más importante es tomar precauciones y tener los entornos controlados.

Recalcó que “no estamos enviando a los niños a contagiarse. Tienen que usar mascarillas” y cumplir con los protocolos sanitarios sugeridos.

Manifestó que el problema es que no se puede tomar en base a percepciones, sino en la ciencia que ha revelado que los niños menores de 12 años no son los que más se contagian y que el contagio entre sus pares es prácticamente inexistente.

Señaló que los niños y adolescentes se contagian en sus hogares.

Fuente: Diario libre

Comentarios para este artículo

Otros Artículos

Botón volver arriba