Columnas

Educación al votante

Por: Carlos Manuel Estrella

Dentro de múltiples tareas presionantes que tiene por delante y contra reloj la Junta Central Electoral de cara a la cita ciudadana con las urnas el próximo 17 de febrero está la educación al votante para un proceso que a nivel municipal tiene características inéditas y retos enormes que hay que vencer.

Por primera vez la elección de alcaldes, vicealcaldes, regidores y suplentes en los ayuntamientos, así como directores y miembros de distritos municipales se hará de forma separada de las votaciones presidenciales y congresuales, evitando el arrastre generado por candidaturas nacionales.

La JCE y los actores políticos tienen el reto de vencer el tradicional desinterés de la población votante hacia los comicios locales que ronda el 50 por ciento, altísima abstención que es ventaja relativa para aquellos con voluntad y capacidad logística para movilizar adeptos hacia los colegios.

La novedad más interesante es el estreno parcial del voto automatizado, generador de controversias cuando fue ensayado por la JCE en las elecciones internas de los partidos y que ahora se usará en municipios cabeceras grandes, mientras en el resto seguirá la boleta física tradicional.

Otro asunto clave es la novedad del voto preferencial por el regidor que arrastra al alcalde de su partido y puede generar controversias en el cómputo cuando el elector solo marque el candidato a primer ejecutivo edilicio, por ejemplo, para determinar a quién asignar el voto para legislador municipal.

De ahí la trascendencia de educar al votante como compromiso del órgano rector, de partidos y sociedad civil, de suerte que no solo se sepa ejercer el sufragio sino también cumplir el deber patriótico para el fortalecimiento democrático y del poder local, el más cercano al ciudadano.

Comentarios para este artículo

Otros Artículos

Botón volver arriba