Internacionales

El 18% de altas de COVID-19 en Portugal siguió en hospital por no tener donde ir

LISBOA.- El 18 % de los pacientes ingresados por coronavirus en Portugal a los que ya les dieron el alta sigue en el hospital durante casi dos semanas más por no tener donde ir, ya sea por falta de capacidad de las familias, cuidadores o residencias de ancianos para garantizarles aislamiento, revela hoy un barómetro.

Los datos son de un estudio especial de la Asociación Portuguesa de Administradores Hospitalarios (APAH), que analizó el pasado 5 de mayo cuántos pacientes con COVID que no precisan ya de ingreso siguen en hospitales.

En el estudio, en el que participaron 32 instituciones, se comprobó que de 810 pacientes ingresados con coronavirus, 147 no necesitaban estar en el hospital pero continuaban en él, lo que representa el 18 % del total.

Encontrar una solución para estas personas lleva tiempo y provoca que, en promedio, pasen 16,5 días de “ingreso inapropiado”, según el barómetro, que apunta que el 56 % de personas en esta situación son mujeres.

En la inmensa mayoría corresponden a personas de la tercera edad: el 55 % tiene 80 o más años, el 22 % tiene entre 70 y 79 años y el 9 % entre 60 y 69 años.

El presidente de la APAH, Alexandre Lourenço, explicó hoy a varios medios portugueses que las principales razones apuntan a la “incapacidad de respuesta de familiar o cuidador” por el contexto de la pandemia, que se da en el 29 % de los casos.

También influye la falta de capacidad de residencias de ancianos para garantizar las condiciones de aislamiento necesarias, algo que ocurre en el 23 % de los casos, y un 21 % espera dar negativo en el test de coronavirus para ser admitido en la Red Nacional de Cuidados Continuados.

Lourenço espera que este estudio sirva de aviso para eventuales nuevos brotes de coronavirus.

“Si tuviésemos una mayor presión sobre el sistema de salud, estos pacientes acaban por ocupar camas que deberían ser utilizadas por otros pacientes de COVID-19 que realmente necesitan estar integrados”, reflexiona.

Lourenço llamó la atención sobre la burocracia necesaria para que estas personas puedan pasar la convalecencia en otros lugares, que en su opinión actualmente corresponde a “procesos del siglo pasado” y debería “agilizarse”.

Las autoridades de salud de la región de Lisboa ya está buscando soluciones para personas en esta situación, que podrían ser transferidas a otros centros hospitalarios o a “estructuras específicas”, dijo este domingo la ministra de Salud, Marta Temido.

“La circunstancia de que muchos hospitales del SNS (Sistema Nacional de Salud) tengan sistemáticamente pacientes internados”, dijo Temido, “no es una especificidad asociada a la COVID-19. Es un fenómeno complejo, que exige respuestas múltiples sobre las cuales estamos intentando trabajar y que nos preocupan”, aseguró.

Por EFE

Comentarios para este artículo

Otros Artículos

Botón volver arriba