Nacionales

El Arzobispo de Santiago pide solidaridad ante el desangre de Haití

antiago.- El arzobispo de la arquidiócesis de Santiago, monseñor Héctor Rafael Rodríguez llamó a ser solidarios con las personas que están cargando cruces pesadas, como la que dijo está viviendo el pueblo haitiano.

Durante la misa de celebración de Domingo de Ramos, en la catedral Santiago Apóstol, el religioso puso como ejemplos de situaciones de cruces pesadas por las tragedias, la crisis haitiana, las muertes de varios niños y adultos por fuegos artificiales durante la celebración del carnaval de Salcedo, ocurrido el día 10 de este mes y el atentado terrorista en un teatro de Rusia, que ha dejado más de víctimas mortales.

En el caso de Haití, monseñor Rodríguez dijo que es un pueblo se está desangrando, mientras las bandas acaban con sus propios hermanos, saquean todo y matan personas y dan la cara y dicen que están defendiendo a la población.

“Yo no digo que vayamos para allá para hacer lo que no podamos, pero mínimamente seamos solidarios de la manera más sencilla que podamos ser solidarios, que al menos pensemos en la sangre que se está derramando en este hermano pueblo de Haití. Hay mucha gente que está muriendo y no de enfermedad, sufriendo por el mismo pueblo, el problema no es de fuera, aunque en última instancia, si analizamos bien, uno no sabe de dónde viene ese problema”, dijo el arzobispo de Santiago.

Con relación a la tragedia registrada en Salcedo, provincia Hermanas Mirabal, pidió orar por las víctimas y los que aún siguen ingresados en centros de salud debido a las quemaduras.

“Aquí en la República Dominicana, ustedes saben lo que es ir a un espectáculo y que salgan siete u ocho muertos, quemados en Salcedo. Esas familias están pasando por un momento de cruz y nosotros, aunque sea desde la oración, aunque no vida en Salcedo, nosotros debemos tener la cruz a esos crucificados, que le han muerto parientes inocentes, niños, con toda una vida por delante”, adujo.

Otro caso de situación difícil por la que vive la humanidad, es el acto terrorista en Rusia y que el arzobispo entiende hay que orar, debido a que los familiares de las víctimas están cargando una cruz.

“Este mundo hermoso en que vivimos, también tiene sus crucificados, por ejemplo, en Rusia hubo un atentado en un teatro que mató a varios espectadores. Entró un grupo armado y descargaron sus armas contra la gente que no estaba en guerra. Esas familias están cargando una cruz desesperada y pesada”, dijo Rodríguez.

Fuente El Caribe.

Deja tu comentario

Otros Artículos

Botón volver arriba