Justicia

El Constitucional insta a saldar deudas sociales

Con la liberación de palomas como símbolo de la construcción de una cultura de paz, reivindicación de derechos y libertad, los jueces y servidores del Tribunal Constitucional (TC) conmemoraron ayer el “Día Internacional de la Mujer”.

Durante la actividad en la sede de la entidad, los jueces recitaron la proclama “Mujer, El Tribunal Constitucional hace oír tú voz”.

“¡Que se escuche mi voz!” reclamaron los magistrados y manifestaron el reconocimiento de derechos, garantías oportunidades para las mujeres, el cese de la violencia y las prácticas sexistas y misóginas para la construcción de una cultura de paz entre ambos sexos.

El pleno del TC hizo énfasis en reclamar el reconocimiento de los derechos de las mujeres por el simple hecho de ser persona, así como la erradicación de todas las formas de violencia contra la mujer y que se respete el derecho a vivir sin violencia como un derecho fundamental consagrado en la Constitución dominicana.

El presidente de la Alta Corte, Milton Ray Guevara, subrayó que hoy más que nunca hombres y mujeres deben unirse en la búsqueda de soluciones concretas tendentes a erradicar toda forma de violencia y discriminación contra la mujer.

Llamó a la reflexión acerca de dos problemáticas que representan un atentado hacia la dignidad de la mujer: las desigualdades que aún persisten entre el hombre y la mujer en el ejercicio de sus derechos y las distintas formas de violencia a las que se ven sometidas.

Sostuvo que esas problemáticas son un reflejo de patrones culturales que visualizan a la mujer como objeto de dominio y posesión masculina.

“En su forma más cruel y definitiva, la violencia termina cobrando la vida de tantas mujeres que dejan tras de sí familias destrozadas, historias inconclusas y una sociedad cada vez más herida”, subrayó Ray Guevara.

El magistrado destacó que es impostergable la necesidad de fomentar y adoptar patrones de conducta que transformen la tradicional masculinidad, tóxica y hegemónica, en una masculinidad positiva que se distingue precisamente por ser, “una masculinidad que libera, no que encadena. Una masculinidad que redime, no que esclaviza. Una masculinidad caracterizada por el respeto, el amor y la unión de la pareja, sin incurrir en extremos dañinos”.

En la actividad, el actor Jonás Ramos Báez, creador de la campaña “Vuélvete loco por tú mujer”, desarrolló una emotiva dinámica que involucró a los magistrados.

Jueza aboga por empoderamiento

La magistrada Alba Luisa Beard abogó por el empoderamiento femenino y por la protección de los derechos fundamentales de la mujer, reivindicando la figura femenina como sujeto de derechos y deberes, propios de la condición humana. La jueza instó a los poderes públicos y a las organizaciones nacionales a saldar las deudas sociales que han discriminado e invisibilizado históricamente los derechos de las mujeres.

Por: Suedi León / El Caribe

Comentarios para este artículo

Otros Artículos

Botón volver arriba