Deportes

El cuarteto de los Padres va por marca jonronera dominicana

Machado, Soto, Tatis y Cruz pueden dar caza a lo conseguido en los Cubs de 2004

Las desesperantes ambiciones de los Padres pasan porque su artillería pesada saque pelotas del parque y esos cañones son de manufactura dominicana.

Manny MachadoJuan Soto, Fernando Tatis Jr., y Nelson Cruz forman un cuarteto de poder sin presentes en los 67 años de presencia corrida quisqueyana en las Grandes Ligas.

Con tres de ellos sobrados de juventud y si conservan la salud, en San Diego se puede establecer este año la marca criolla de palos de cuatro bases.

El mayor total jonronero duartiano para un equipo se produjo en la temporada 2004 en los Cachorros de Chicago, con 112. Es también la única ocasión en la que un trío de nativos ha superado la treintena; Moisés Alou (39), Aramis Ramírez (36) y Sammy Sosa (35). Neifi Pérez llegó en agosto al conjunto y aportó dos.

En 2014, los «Dominican Blue Jays», esa novena de los Azulejos que alineó el récord de seis quisqueyanos en un partido, estuvo cerca de dar caza a la marca, pero se quedó en 110; José Bautista (35), Edwin Encarnación (34), Juan Francisco (16), Melky Cabrera (16) y José Reyes (9). Moisés Sierra, el otro miembro, no la sacó en los 34 turnos que agotó ese año.

El pasado jueves, primer día del cuarteto de los Padres junto, las cosas no pudieron salir peor al irse de 17-0, con seis ponches y solo un boleto; Tatis (5-0), Soto (4-0), Machado (4-0) y Cruz (2-0).

Pero Tatis se estrenó volando la verja el sábado y la maquinaria parece comenzar a carburar, mientras que el arubense Xander Bogaerts carga con la ofensiva del club con una línea de .330/.417/.545, cinco jonrones y 12 vueltas remolcadas.

Otras parejas

Como dupla, la formada por Sosa y Henry Rodríguez en los Cachorros de 1998, es la que se ha combinado para pegar más batazos de vuelta completa, entre los criollos. Entonces totalizaron 97, de ellos 66 de Sosa y 31 del bautizado como Matatán Azul.

A esta le sigue el dúo David Ortiz-Manny Ramírez con los Medias Rojas en 2005, con el Big Papi desapareciendo 47 pelotas y Ramírez 45 para sumar 92. Al año siguiente finalizaron con 89 (54 de Ortiz y 35 de Manny), lo mismo que Sosa (63) y Rodríguez (26) en la 1999.

Marca país

Desde que Felipe Alou se convirtió en 1966 en el primer dominicano que alcanzaba el umbral de los 30 jonrones en una campaña alertó del poder que había en la isla.

Pedro Guerrero despejó dudas al conectar tres temporadas superando la treintena en la primera mitad de la década de 1980 y George Bell subió el listón al estrenar la casilla de los 40 a finales del decenio.

Luego llegó Sosa a poner la barra a un punto inalcanzable todavía, como único en la historia con tres zafras sobre los 60. Desde Felipe hasta Willy Adames en 2022 como último en unirse al club ya son 45 los duartianos que tienen en su hoja al menos una campaña con 30 vuelacercas o más. Combinado lo han hecho en 166 ocasiones.

 

Fuente: Diario Libre

Deja tu comentario

Otros Artículos

Botón volver arriba