Diáspora

El dominicano que aspira a ser Defensor del Pueblo en Nueva York

Ydanis Rodríguez es miembro del Consejo Municipal de Nueva York, ciudad a la que emigró cuando apenas tenía 18 años, procedente de Moca.

En el estado que agrupa a más dominicanos fuera de su país, (alrededor de un millón según los últimos censos de población), Rodríguez ha tenido que salir de abajo, fregando platos como muchos migrantes, y con la meta de llegar lejos. Ha sido director en dos escuelas y de un comité de transportación que vela por la seguridad y efectividad de los trenes en su ciudad.

Tras nueve años como concejal en representación de las comunidades Washington Heights, Inwood y Marble Hill, en el distrito 10 de Nueva York, sus aspiraciones lo llevan ahora tras el cargo de Defensor del Pueblo por ese estado.

Para lograrlo pretende que la dirigencia de todos los partidos políticos dominicanos, que tienen sus estructuras en Nueva York, pueda crear un arcoíris de fuerza que impulse su candidatura.

“Yo llamo a que toda la dirigencia de todos los partidos políticos dominicanos, como lo hemos hecho en el pasado, cerremos filas detrás de buscar que los niños de un barrio y los campos de nuestro país, que un niño ha nacido en uno de los cinco condados de la ciudad de Nueva York pueda entender que nosotros no solamente producimos peloteros, no solamente producimos esa mano de obra que trabaja honradamente en el taxista, que trabaja en una factoría… hoy buscamos darle a la comunidad de nosotros un puesto desde el Defensor del Pueblo”.

En sus afanes de ganarse el apoyo de todos ha tenido o pautado encuentros con dirigentes de los distintos sectores políticos naciones, tanto en el oficialismo como en la oposición, sean estos de izquierda, derecha o centro, mayoritarios o minoritarios.

A diferencia de cómo se designa el defensor de pueblo en la República Dominicana, seleccionado por el presidente de la República mediante una terna, en Estado Unidos es producto de elecciones, que en el caso del estado de Nueva York están pautadas para febrero del próximo año.

El Defensor del Pueblo es también la persona que debe sustituir al alcalde de la ciudad en caso de fallecimiento.

Rodríguez, que anunciará sus aspiraciones a la comunidad durante un acto en el United Palace el 9 de diciembre próximo, aspira, por el momento, a “elevar la voz de aquellos neoyorquinos que no tienen voces, la que exigirá que los niños de la ciudad tengan educación de calidad sin importar la zona donde ellos nazcan o crezcan”, resalta.

Afirma que siempre ha estado en todas la causas en defensa de su gente, aunque justo este año le tocó enfrentar una protesta en contra frente a sus oficinas en Nueva York cuando decidió votar a favor de un proyecto de rezonificación en el sector de Inwood.

Los protestante le calificaron de traidor, aunque el concejal defendió su voto bajo las condicionantes de que se “incluyan seis mil viviendas asequibles para los pobres del área y el que se le asignaran siete millones de dólares en fondos para luchar contra los caseros que traten de sacar a los inquilinos de sus apartamentos de forma injustificada, según reportes de prensa de agosto pasado.

Por: Tania Molina

Comentarios para este artículo

Otros Artículos

Botón volver arriba