Editoriales Invitados

El fenómeno en el Capotillo

Quienes conocen la zona del barrio Capotillo, donde se produjo el incidente en que agentes de la Dirección Nacional de Control de Drogas mataron a dos personas, saben que la mayoría de las familias de allí se mantienen de recursos obtenidos por actividades vinculadas al Mercado Nuevo o a la venta de drogas.

Saben que desde las primeras horas de la madrugada los que trabajan en el mercado salen de sus casas para recibir y preparar mercancías, abrir los negocios, preparar sus puestos o comprar a los productores que llevan sus mercancías a esa congestionada plaza.

Pero también saben que esas mismas horas coinciden con la jornada final de quienes se dedican al negocio del tráfico de drogas, actividad en la que están involucrados niños, jóvenes, adultos y ancianos.

Es decir, en esa zona coexisten dos medios de subsistencia, uno legal y el otro ilegal.

El incidente en el que murieron las dos personas revela esa realidad.

Murieron dos personas que al parecer se dedicaban a actividades lícitas en las cercanías del Mercado Nuevo, en una acción en que las autoridades buscaban atacar la otra actividad, el narcotráfico, que sí es ilícita.

El fenómeno que se produce en esa zona del barrio Capotillo es complicado y su solución no es solamente policial.

Comentarios para este artículo

Otros Artículos

Ver también
Cerrar
Botón volver arriba