Deportes

El fin de semana del Juego de Estrellas inicia, un evento que LeBron James conoce muy bien

Bienvenido de regreso, LeBron James. Bienvenidos por primera vez, Paolo Banchero, Scottie Barnes, Jalen Brunson y Tyrese Maxey.

El Juego de Estrellas en Indianápolis ya está aquí con algunas caras conocidas y otras nuevas, un guiño al pasado y un poco de descanso para todos antes del último tramo de la temporada. La mayoría de los 54 jugadores que serán parte de las actividades del fin de semana en la cancha comenzaron a llegar el jueves.

Para James este es la 21ma ocasión que forma parte del fin de semana en 21 temporadas en la NBA. En su primera campaña no disputó la exhibición, pero estuvo en el juego de novatos. Desde entonces ha sido nombrado para cada partido y es el primer jugador en la historia que ha sido seleccionado al menos 20 ocasiones.

«Me siento honrado y bendecido, obviamente», indicó James. «No lo doy por sentado, estar en el All-Star. El hecho de que aún puedo representar a esta franquicia, mi familia — que es lo más importante, el nombre de mi familia en la espalda de la camiseta, es importante cuando se trata de reconocimientos de esta naturaleza— y los aficionados, que siguen conmigo tras más de dos décadas».

Hay algo para todos. Están los usuales eventos en la cancha — el Rising Star Game y el Juego de Celebridades el viernes; el concurso de clavadas, de tiros de tres y de habilidades el sábado; y el Juego de Estrellas el domingo. Además, la jornada del sábado cuenta con otro espectáculo, un duelo de triples entre Stephen Curry, el rey de la NBA, y Sabrina Ionescu, la jugadora de la WNBA con el récord de triples.

También habrá un juego entre una histórica universidad afroestadounidense y otra escuela con el juego entre Virginia Union y Winston-Salem State. Además el viernes y sábado una cancha de cristal LED iluminará los eventos. Incluso habrá un evento para aficionados llamado NBA Crossover en el que los visitantes podrán probar juegos de realidad virtual, ver las novedad de Jordan Brand y jugar con un balón sin aire.

«Estoy emocionado por llegar ahí, emocionado de poder asimilarlo», indicó Victor Wembanyama de San Antonio, la primera selección del pasado draft y que participará en el Rising Stars Game y en las competencias de habilidades.

Pero sobre todo, este es un fin de semana para los aficionados. Los jugadores elegidos recibieron un total de 60 millones de votos de todo el mundo. El Juego de Estrellas se podrá ver en más de 210 países y territorios en 60 idiomas. Además aficionados de al menos 34 naciones han comprado boletos para estar en Indianápolis.

Fuente: AP

Deja tu comentario

Otros Artículos

Botón volver arriba