Economía

El gran salto de la oferta de viviendas en el país

De 10 mil unidades las ventas suben a 100 mil

El mercado inmobiliario en la República Dominicana ha dado un giro de 180 grados en los últimos siete años, al ampliarse la oferta de viviendas de bajo costo y beneficiar a miles de familias “gracias a los incentivos que el Estado otorga”.

La información la ofreció Lena Ciccone, directora de la Comisión para el Desarrollo del Mercado Hipotecario y el Fideicomiso, quien destacó la transformación del sector vivienda en los últimos años.

“La oferta de viviendas en todo el territorio no pasaba de 10,000 en 2012, casi todas de alto costo. Apenas tres constructores trabajaban viviendas de bajo costo. Hoy tenemos más de 100,000 viviendas, 10 veces más, con 200 desarrolladores participando en todo el territorio”, apuntó la directora.

Ciccone indicó que, a diferencia de antes, la República Dominicana cuenta con una oferta efectiva, accesible a buena parte de la población.

“Hoy tenemos viviendas por debajo de los 3.5 millones de pesos; de hecho, el grueso de la demanda está entre 1 millón y 3 millones de pesos”, añadió.

La funcionaria recordó que la Ley 189-11, para el Desarrollo del Mercado Hipotecario y el Fideicomiso, contribuyó a facilitar el acceso a una vivienda digna a los ciudadanos y a disminuir el déficit habitacional con la creación de instrumentos jurídicos y financieros.

“A las familias que adquieren su primera vivienda, la Ley les da un incentivo, un bono vivienda, conocido como bono ITBIS, que es aproximadamente del 8% del valor”, expresó.

Posteriormente, con el Fideicomiso para la Construcción de Viviendas de Bajo Costo, aprobado en diciembre de 2015, se impulsaron proyectos de vivienda masivos en terrenos del Estado en una alianza sector público y privado.

A través de un comunicado, se explica que el proyecto habitacional Ciudad Juan Bosch, ubicado en Santo Domingo Este, que contempla la construcción de 25,000 viviendas accesibles, es el ejemplo más exitoso del sector construcción.

El modelo
Estado aporta la tierra y un bono
Ciccone manifestó que, “como el Estado aporta la tierra, decidió aportar otro incentivo: el llamado bono tierra, que depende del tamaño de la vivienda y anda entre los 15,000 y 35,000 pesos”. Con estos dos bonos, y la exoneración del pago de la transferencia inmobiliaria, que corresponde al 3% del valor de venta de la vivienda, una familia se puede llegar a ahorrar entre un 11% y un 15% del valor del inmueble.

Fuente: Diario Libre

Comentarios para este artículo

Otros Artículos

Botón volver arriba