Justicia

El hacinamiento puede llegar a La Nueva Victoria si fiscalías no dejan de pedir prisión preventiva

La construcción de La Nueva Victoria representa un avance para mejorar las condiciones de los privados de libertad en el país, sin embargo, si el Ministerio Público no cambia su política de pedir prisión preventiva en todos los sometimientos, la nueva penitenciaría también podría llegar a arrabalizarse y hacinarse.

Esta es la conclusión en la que coinciden un grupo de abogados consultados sobre el nuevo centro de corrección y rehabilitación inaugurado el pasado lunes por el presidente Danilo Medina y el procurador general Jean Alain Rodríguez.

La abogada Adalquiris Lespín opina que las autoridades deben entender que no todos los casos ameritan prisión y que La Nueva Victoria es un paso muy bueno para que se cumpla de manera efectiva la Ley 224 sobre el régimen penitenciario y mejorar las condiciones para una prisión digna.

“El Ministerio Público debe modificar su línea de discurso, porque ellos piden prisión preventiva en todos los casos, eso podría llevar a que el sistema colapse, sin importar el número de cárceles. En segundo lugar, el Poder Judicial debe hacer una capacitación más extensa de los jueces y que los lleven a las cárceles para que vean la realidad y que tomen en consideración el mandato constitucional de que las penas deben de ser para retribución social, para que las personas se reeduquen y puedan volver a reinsertarse a la sociedad”, dijo.

Para la togada Patricia Santana, La Nueva Victoria “representa una gran conquista para el sistema penitenciario y derechos humanos de las personas privadas de libertad. Pero evidentemente, no basta con la edificación; necesitan implementarse medidas que hagan efectivos los objetivos de corrección y rehabilitación de estos centros, como por ejemplo, limitar la ocupación a una cantidad de personas que no excedan su capacidad, que es uno de los mayores problemas de nuestros centros penitenciarios”.

En ese sentido también opina abogado Valentín Medrano. Dice que esto constituye un importante aporte histórico y un aporte a los derechos humanos de los privados de libertad.

Mientras que el abogado Thiaggo Marrero cree que, aunque no se aplicaron todas las normas para construir esa cárcel, puede contribuir a mejorar las condiciones de los reclusos. Pero entiende que el Código Procesal Penal prevé alternativas a la prisión preventiva, que deben tomarse en cuenta para evitar imponer la medida cautelar más gravosa a todos los sometidos, no importa que sean delitos menores.

Opina que si el Ministerio Público sigue solicitando prisión preventiva por cualquier caso de poca monta, se puede llegar a repetir la historia de hacinamiento.

Por: DL

Comentarios para este artículo

Otros Artículos

Botón volver arriba
Cerrar