Internacionales

El hacinamiento y desnutrición en las cárceles, otra crisis en Haití

Haití, afectado por la inseguridad y donde casi la mitad de su población vive con inseguridad alimentaria, también enfrenta otra crisis: el hacinamiento en sus cárceles.

Los reclusos haitianos apenas tienen 0.24 metros cuadrados para sobrevivir. Es un poco más que la superficie de una silla, denunció la Oficina Integrada de las Naciones Unidas en Haití (Binuh, en francés), al criticar la sobrepoblación de las prisiones del país más pobre de América.

Bajo esas condiciones el número de muertes en las cárceles aumentó con respecto a años pasados. La Binuh registró 97 fallecimientos en lo que transcurre el 2022: 20 de ellos ocurrieron durante junio y la desnutrición fue un “factor determinante” en cinco de los fallecidos. “También se enfrentan a una gran escasez de alimentos y productos y materiales médicos”, comentó.

En Haití casi la mitad de la población ya padece inseguridad alimentaria y el Programa Mundial de Alimentos (PMA) de las Naciones Unidas advirtió que el hambre aumentará en medio de la inflación creciente, los altos precios de los alimentos y el combustible y el deterioro de la seguridad. 

El Gobierno de Haití calificó la situación de desnutrición en las cárceles de “intolerable” y “muy preocupante” para el primer ministro, Ariel Henry, quien a principios de este mes realizó una reunión de trabajo con miembros de su gabinete para abordar la situación.

“Se han dado instrucciones formales a las distintas autoridades involucradas para que se tomen decisiones inmediatas para remediar este problema, que ignora el respeto a los derechos humanos fundamentales”, escribió en Twitter la oficina de Henry. El encuentro se hizo luego de las informaciones sobre la muerte de al menos una decena de privados de libertad a finales de junio por enfermedades, calor e inanición.

La ONU comentó que a los reclusos apenas se les sirve una comida al día y los que pueden deben contar con la solidaridad de sus familiares para comer. “El sistema penitenciario en Haití está saturado”. La tasa de ocupación en los cuatro principales centros penitenciarios del país es del 401 %, cuatro veces su capacidad máxima. 

Explicó que el presupuesto asignado por día por detenido es de 106 gourdes (menos de un dólar estadounidense), que no alcanza para mantener, cuidar y alimentar adecuadamente a un ser humano, indicó la Binuh. Sin embargo, reveló que en la práctica el sistema penitenciario gastó cuatro gourdes diarios, entre noviembre de 2021 y mayor de 2022 por recluso.

“El Gobierno haitiano necesita urgentemente apoyo ya que los recursos destinados al sistema penitenciario están lejos de cubrir las necesidades”, expresó. La ONU urgió al Estado a adoptar medidas para mejorar las condiciones de detención y garantizar que la administración penitenciaria cuente con los medios necesarios, tanto financieros, humanos y materiales, en el próximo ciclo presupuestario.

La proyección es que aumente el número de presos

Una de las causas que la Binuh atribuye al hacinamiento carcelario en Haití es la prisión preventiva. Más del 83 % de los presos en Haití aún no han sido juzgados y están detenidos por mucho tiempo, según la ONU. “Esta tasa nunca ha sido tan alta”, aseguró. Algunos han estado encarcelados sin juicio durante más de tres años por un delito menor, mientras que otros han estado esperando durante casi 10 años”, indicó.

Las proyecciones del organismo internacional apuntan a un aumento constante de la población carcelaria y anticipan una tasa de detención preventiva prolongada superior al 84 % para finales de año. “A pesar de ciertas iniciativas destinadas a acelerar la celebración de audiencias correccionales en diciembre pasado, el sistema de justicia haitiano no brinda una respuesta concreta, ni inmediata ni a largo plazo, a los desafíos de la detención preventiva prolongada”, lamentó.

Fuente: DL

Comentarios para este artículo

Otros Artículos

Botón volver arriba
¿Quieres recibir avisos de nuevas noticias?    OK No Gracias