Cartas del Lector

El hartazgo

Señor director:

¨El agua constituye un patrimonio nacional estratégico de uso público, inalienable, imprescriptible, inembargable y esencial para la vida. El consumo humano del agua tiene prioridad sobre cualquier otro uso. El Estado promoverá la elaboración e implementación de políticas efectivas para la protección de los recursos hídricos de la Nación”.

El aparato productivo nacional está destruido, pues no hay incentivo para el mismo, además de que las importaciones agropecuarias arruinan al productor mientras favorece la burocracia del gobierno y al gobierno mismo.

El PLD ha empobrecido al pueblo dominicano, a pesar de que según datos del Banco Central la economía crece cada año, pero el pueblo sigue más pobre. El supuesto crecimiento no llega a los de abajo, se queda arriba en las manos de la oligarquía, en las cuentas de bancos de los jefes del partido oficial y sus socios.

La fatídica ley de hidrocarburos 112-00 está destinada a empobrecer más al pueblo con reglamentos administrativos, por encima de la ley, que solo perjudica a los pobres. Mientras, más de 29 mil millones de pesos cada año son entregados en subsidios a empresarios dominicanos y extranjeros, entre ellos, Central Romana, Punta Cana, Cemex, Falcombridge, Barrick Gold, entre otros que se incluyen en una larga lista.

Hoy nos encontramos en un punto de hartazgo, el cual se expresa en la baja popularidad de Danilo y los demás candidatos oficialistas y en un despertar de la ciudadanía expresada en las protestas ciudadanas contra la política que mata de hambre al pueblo dominicano. Las luchas son constantes y cotidianas exigiendo soluciones a los problemas que mil veces se han prometido y nunca se han cumplido.

Las luchas sociales y populares crecen cada día más y deben concluir en un gran torrente político social que barra todo el lodazal que ésta partidocracia ha arrojado sobre el país.

Ante los numerosos casos de corrupción, la indiferencia gubernamental, la faltad de voluntad y la desatención al pueblo, la respuesta debe ser la unidad de todos los sectores sociales y políticos para movilizar al pueblo y derrotar en las calles al gobierno de Medina y el PLD.

Atentamente,
Gabriel Sánchez

Comentarios para este artículo

Otros Artículos

Ver también
Cerrar
Botón volver arriba