Justicia

“El niño mío no está muerto, el niño mío está vivo”, dice chofer acusado de envenenar hijo

El conductor del transporte público, Roberto López, acusado de envenenar a su hijo, dijo al ser entrevistado que el niño “no está muerto”.

Este viernes el hombre de 37 años fue dado de alta médica y trasladado al Palacio de Justicia de Santo Domingo Oeste, por la muerte de su hijo de ocho.

Este se encontraba recluido en el Hospital Rodolfo de la Cruz Lora desde el pasado miércoles, debido a que intentó suicidarse de la misma forma.

Se espera que en las próximas horas la Oficina de Atención Permanente de Santo Domingo Oeste le conozca solicitud de medidas de coerción.

Comentarios para este artículo

Otros Artículos

Botón volver arriba