Reporte Ciudadano

El parque Los Billeteros es lugar de “perversión”

Taberna. A plena luz del día imperan los juegos de azar y apuestas de dinero. Descuido. Por la falta de cuidado área recreativa pierde funcionalidad y los encantos que tenía.

Al margen del paulatino descuido que viene registrando su estructura, el parque Los Billeteros, la entrada del populoso barrio Los Tres Brazos en el municipio Santo Domingo Este, es calificado como un “antro de perversión”.

De día imperan los juegos de azar y apuestas de dinero por parte de hombres que al parecer no trabajan, y de noche el lugar funge de motel, especialmente de homosexuales, y guarida de delincuentes.

Una buena parte de los residentes cercanos y visitantes afirman que, dada la falta de iluminación y que el espacio tiene una pared que lo divide del club del mismo nombre, es una facilidad, en ambos casos, para que desaprensivos cometan actos reñidos con la ley.

La obra, construida durante la gestión del síndico José Francisco Peña Gómez en la década de los año 80, y remozada durante la Alcaldía de Juan de los Santos, fue dotada de dos gazebos, bancos forjados, área de juegos infantiles, zafacones y verja perimetral.

Sin embargo, debido a la ausencia de mantenimiento a la instalación, los bancos, columpios zafacones y verja están en franco deterioro y pierden colorido.

“Ese parque de Los Billeteros es una corrupción, gente seria no puede ir ahí, tampoco se puede llevar a los niños a jugar ni hacer ejercicios, las luces se las han robado, porque prefieren que esté a oscuras para eso”, comentó Carmen de los Santos, residente en la calle Ozama.

Hilario Rubén también coincidió con que son comunes las apuestas de dinero y el juego de “dao”, lo que dice es un mal ejemplo para los niños.

Inseguridad

Al igual que otros espacios de esparcimiento, este parque carece de seguridad, cuenta con un personal diurno para la limpieza, que se ocupa de barrerlo.

“Desde que el alcalde Juan de los Santos murió no ha vuelto a tener padrino”, comentó Raúl Gálvez, un limpiabotas que ofrece sus servicios allí por más de una década.

Al igual ellos, Andrés García, Melvin de la Rosa, Nicol Arias y otros entrevistados coincidieron en las quejas. “Este es el parque de los vagos, lo usan de hotel, tú te encuentras con ropa interior, condones por donde quiera, y se arman líos entre los viciosos, es una taberna barrial”, dijo Mélari Guzmán.
Iluminación

— Decoración
Vecinos dieron cuenta de que la diputada María Gallard, por el Partido de la Liberación Dominicana, iluminó y decoró para esta época el parque el pasado año. Pero el encanto fue efímero. En esta ocasión luce arruinado.

Por: Yanet Féliz/ El Día 

Comentarios para este artículo

Etiquetas
Mostrar más

Artículos Relacionados