Deportes

El pitcheo activa alerta en Águilas, que están vivas por las Estrellas

El equipo amarillo llega a segunda mitad con la urgencia de mejoras profundas en cuerpo de lanzadores

Cuando los fanáticos aguiluchos entran a beisboldata.com y ven que hace un año para la fecha, con solo un partido menos disputado que este, lideraban el torneo (14-11) y hoy están fuera de la zona de clasificación de inmediato se sumergen en el desglose de las estadísticas que describen el desempeño hasta mitad de camino.

La cabeza del dirigente venezolano Omar López es pedida por las gradas y los rumores de su posible sustituto no salen de las tendencias para un equipo que en su historia solo ha encadenado dos torneos en fila fuera de la postemporada, en 2009-2010 y 2010-2011.

La novena cibaeña solo presenta balance positivo contra las Estrellas (5-0) e iguala con los Toros (2-2). El Escogido ha sido su némesis (1-5), está a punto de perder la serie con los Gigantes (2-4) y va debajo de su archirrival Licey (2-3).

¿Qué ha fallado?

El diagnóstico revela que las Águilas (12-14) fabrican las suficientes carreras (113 o 4.3 por juego), con promedios ofensivos por encima de la media de la liga (.245/.317/.339), va igualado en jonrones (17) y segundo en bateo situacional (.280).

Pero el orificio no está en el guante (es el que menos errores comete con 17, los Gigantes llevan 44), sino en el montículo, con la peor efectividad del circuito (3.94), cuando la media de la liga es 3.58 y el Licey la encabeza con 3.02.

De ahí que el diferencial de carreras sea cero, solo peor que las Estrellas (-41).

El problema amarillo comienza en la rotación abridora, que tiene un promedio de carreras limpias permitidas de 3.90 (el peor) y se extiende hasta el relevo 3.97 (tercero). En los últimos 11 partidos el deterioro ha sido pronunciado y cae hasta 4.12, tras estar en 3.80 en los primeros 14 desafíos.

Un bullpen que tiene nombres y apellidos: Darío Álvarez ha permitido siete carreras en 5.2 entradas para una efectividad de 11.12; Salvador Justo siete vueltas en 8.2 innings (7.27), José Domínguez ocho en 11.2 (6.17) y Yohan Ramírez seis en igual cantidad de capítulos (9.00).

Los cerradores han sido incapaces de mantener nueve ventajas.

Las cuyayas regresan hoy al terreno a dos partidos debajo de los Tigres y Gigantes, con unos Leones y Toros que van despegándose.

Por: Nathanael Pérez Neró / Diario Libre

Comentarios para este artículo

Otros Artículos

Botón volver arriba