Nacionales

El presidente Abinader y los sindicalistas proponen pacto social

Plantean contrato social por salarios dignos y trabajos decentes en ocasión del Día Internacional del Trabajo

El presidente Luis Abinader y las centrales sindicales coincidieron en proponer al tripartismo del país un pacto social por salarios dignos y trabajos decentes.

En ocasión del Día Internacional del Trabajo, que se conmemora cada primero de mayo, el mandatario se unió ayer al llamado de Gabriel del Río Doñé, presidente de la Confederación Autónoma Sindical Clasista (CASC); Jacobo Ramos, titular de la Confederación Nacional de Trabajadores Dominicanos (CNTD); y Rafael -Pepe- Abreu, máximo representante de la Confederación Nacional de Unidad Sindical (CNUS), para abogar por una mejoría sustancial en los salarios de los y las trabajadoras.

“Trabajadores y trabajadoras, hemos expresado en varias ocasiones nuestro objetivo de legar a nuestro país las reformas que institucionalicen las mejoras logradas y es por eso que, aprovechando este importante día, lanzamos al país y específicamente a los actores sociales del tripartismo nuestra propuesta de un pacto social por salarios dignos y trabajos decentes”, indicó el mandatario a los cientos de presentes en la actividad realizada en Pabellón de Voleibol del Estadio Olímpico en la capital, con motivo de la fecha.

El gobernante aprovechó para instruir al ministro de Trabajo, Luis Miguel De Camps, para que le dé seguimiento a la iniciativa.

Según detalló, el plan en el que participarán el Estado, el empresariado y los trabajadores, es de largo plazo, con la finalidad de que garantice un aumento planificado, acordado y continuo de los salarios mínimos, para que estos logren la cobertura de la canasta básica familiar.

De este modo, adelantó, la sociedad tendrá una base firme de paz social, sobre la cual las futuras generaciones de dominicanos puedan construir sus sueños y materializar sus anhelos.

“Le pido al ministro de Trabajo (Luis Miguel De Camps) para que le dé seguimiento a ese plan y en los próximos meses lo podamos firmar como otro logro del consenso, de la visión de futuro y de país que tenemos como gobierno y sociedad”, sostuvo.

El gobernante reiteró que la República Dominicana tiene hoy 403,000 empleos más de los que había cuando asumió la presidencia en agosto del 2020 y más de 125 mil empleos formales del sector privado de los que había antes de la pandemia, en febrero del mismo año.

Dijo esto luego de explicar que solo el año pasado se crearon más de 189 mil nuevos puestos de trabajo que hoy son ocupados por dominicanos y dominicanas, de los cuales el 38%, casi 34 mil, los ocupan jóvenes.

Centrales sindicales

Desde primeras horas de la mañana, cientos de personas abarrotaron el Pabellón de Voleibol Ricardo Gloriver Arias, con el lema: “Por un nuevo contrato social”.

Antes del discurso del presidente, las centrales sindicales hicieron un llamado para que en el país se establezca un nuevo contrato, que garantice mejores condiciones de vida para las y los trabajadores, el ejercicio pleno de la libertad sindical, la negociación colectiva y el diálogo social.

En su intervención, Jacobo Ramos sostuvo que una de las formas más concretas de mejorar las condiciones de vida del trabajador es incrementando los salarios, porque de esa manera eleva su nivel de compra de bienes y servicios.

Agregó que en el pacto salarial al que aspiran es necesaria la indexación salarial para hacer los ajustes por inflación correspondientes como manda la ley, y eliminar el impuesto a las bonificaciones. En ese sentido, demandó un aumento a los salarios de los servidores públicos que también son afectados por la inflación.

Mientras que Rafael (Pepe) Abréu, presidente de la CNUS, manifestó que dotar al país de un nuevo código de trabajo es un compromiso que no solo atañe a los trabajadores, sino a toda la sociedad, porque, según entiende, se trata de un instrumento vital para el desarrollo económico y social de la nación.

“Estamos involucrados en procesos de reforma laboral, un desafío para los trabajadores y el Gobierno, porque cualquier retroceso implicaría que caminemos contrario a las directrices que vive el mundo de hoy, cuya fuerza laboral procura establecer un trabajo decente”, enfatizó el gremialista.

Pensión 80%

Gabriel del Río Doñé, titular de la CASC, sostuvo que la nueva ley de seguridad social a la que aspira el movimiento sindical debe ser inclusiva, con un enfoque universal, solidario y de derechos humanos.
Resaltó que abogan por pensiones con una tasa de reemplazo de un 80% como garantía de un retiro digno luego del trabajador agotar su vida productiva.

En su turno, María Pérez, en representación del Comité Intersindical de la Mujer Trabajadora (Cimtra), exigió la ratificación del convenio 100 de la OIT, sobre igualdad de remuneración.

Fuente: EL Caribe

Deja tu comentario

Otros Artículos

Botón volver arriba