Cartas del Lector

El sector salud

Señor director:
La doctora Rosel Fernández, decana Ciencias de la Salud de la UASD, señala que “El país tiene un sector que se inicia como sistema de manera oficial a través de las leyes 42-01 (General de Salud) y 87-01 que crea el Sistema Dominicano de Seguridad Social”. Y grega que “Han pasado varios años de haberse promulgado las dos leyes, que si se hubiesen aplicado el país tendría un verdadero sistema integral, asequible, solidario, pertinente, justo, humano, equitativo y universal”.

Comparto 100 x 100 ambos conceptos. Tal y como he señalado en varias oportunidades, a partir de agosto 2004 que asume el gobierno del PLD, faltó a) Continuidad de política de Estado, b) Voluntad política, c) Asignar los recursos en la ley de Presupuesto en los términos que mandan las leyes para financiar los beneficiarios de los Regímenes Subsidiado y Contributivo Subsidiado y d) Capacidad de gestión de los principales funcionarios del sector salud.

Pero aún más, el Superintendente de Salud y Riesgos Laborales (SISALRIL) no ha cumplido con sus funciones tal como lo manda el literal g) Art. 178 ley 87-01 que le asigna “Realizar los estudios previstos por la presente ley, sobre los Regímenes Subsidiado y Contributivo Subsidiado en lo relativo al Seguro Familiar de Salud (SFS)”.

Por lo tanto el Régimen Subsidiado se ha iniciado de manera irregular y el Contributivo Subsidiado (Universalidad) aún no se ha iniciado, ambos Regímenes comprenden aproximadamente entre el 60 y 65% de la población total del país.

Fernández agrega más adelante que “Ha sucedido lo contrario, y es por eso que hoy exhibimos muchas debilidades que están provocando una población pobre, con discriminación socioeconómica y vulnerable a las enfermedades y muertes que en muchos casos son prevenibles, como lo delata la lastimosa tasa de mortalidad materna con 104 muertes por cada cien mil nacidos vivos e infantil con una tasa de 24 por cada 1000 nacidos vivos”.

Señalamiento que comparto 100 x 100 con Fernández y que en múltiples oportunidades nos hemos referido a ese tema por esta vía, señalando además que en el Plan Nacional Decenal de Salud 2004 – 2014 se estableció como meta, que para 2014 la mortalidad infantil debería haber disminuido a 16 por mil nacidos vivos, lo que no se cumplió.

Hemos señalado que para el 1996, 14 países de la Región de las Américas tenían mortalidad infantil superior 20 por mil nacidos vivos y que para el 2016 solo cuatro (4) países mantenían mortalidad infantil superior a 20 por mil nacidos vivos (Haití, Bolivia, Honduras y República Dominicana).

Atentamente,

Comentarios para este artículo

Mostrar más

Otros Artículos

Ver también

Close