Política

El silencio de Danilo: ¿Estrategia o apagado por impedimento constitucional de ser candidato?

En dos semanas el expresidente Danilo Medina estará cumpliendo un año de haber dejado el Poder, y tras su salida del Palacio Nacional el silencio, casi “sepulcral”, lo caracteriza, restándole en el rol de opositor que debería asumir como presidente del partido que más ha gobernado de manera seguida (16 años), y el segundo que por más  tiempo ha dirigido los destinos del país, el de la Liberación Dominicana (PLD).

Los pocos pronunciamientos de Medina en 12 meses se han producido a lo interno de su partido, como forma de arenga a la militancia-dirigencia, y otros en cuestiones partidarias dentro del proceso de reestructuración de los organismos dirigénciales del PLD.

Hacia afuera, las intervenciones del expresidente son escasas o casi ninguna, y en ese orden no se ha referido a la situación del país, a los temas nacionales, de cara a la gestión del gobierno que le sucedió al frente de la administración pública.

La función de combatir o criticar al gobierno cuyo partido le cortó la racha ganadora al exitoso PLD, ha sido delegada a otros dirigentes de esa organización, mientras su presidente calla, pese a una avalancha de denuncias y cuestionamientos contra la gestión que encabezó durante ocho años hasta el pasado 16 de agosto.

Con gran incidencia y predominio en casi todos los miembros del Comité Político (CP) del PLD, Medina, y es como creen algunos, se estaría expresando sobre cuestiones del país a través de ese órgano ejecutor de las decisiones del partido, que en esta etapa lleva un ritmo inusual de reuniones.

Hay quienes piensan que Danilo recurre al silencio como una táctica o maniobra, esperando lo que él considere sea el momento oportuno para salir al ruedo político y arremeter contra el gobierno del presidente Luis Abinader y, en esa misma embestida, asumir personalmente la defensa de su obra de gobierno, la que ha sido bastante desacreditada por los actuales funcionarios, encabezados por el propio jefe de Estado.

Otros atribuyen la actitud conservadora que limita o reduce casi a cero las intervenciones públicas de Danilo Medina, al artículo transitorio que pesa en su contra en la Constitución de la República, el cual le prohíbe presentarse como candidato presidencial, que, al no verse en lo personal como opción de poder, disminuye los esfuerzos y declina en el secretario general y los precandidatos presidenciales peledeístas la tarea de “pelear” políticamente.

Un desenlace en los tribunales de los casos de acusación de corrupción, algunos de los cuales involucran a hermanos suyos, cuñados y su exjefe de seguridad, puede también ser parte de la espera del expresidente Medina antes de acometer él mismo contra todo lo que se ha dicho en su contra.

Fuente: https://elnuevodiario.com.do/el-silencio-de-danilo-estrategia-o-apagado-por-impedimento-constitucional-de-ser-candidato/

Comentarios para este artículo

Otros Artículos

Botón volver arriba